Destrozos generados por el último paro en la Contraloría en Quito atrasaron la entrega de los edificios destruidos en el 2019

El Cuerpo de Ingenieros del Ejército y el grupo español Puentes han pedido prórrogas de cuatro meses y un mes, respectivamente, para entregar las obras de los edificios de la Contraloría General que fueron destruidos en las protestas del movimiento indígena contra el gobierno de Lenín Moreno en octubre del 2019.

Esto porque en las que ocurrieron el mes pasado -también de la Confederación de Nacionalidades Indígenas (Conaie) pero contra el régimen de Guillermo Lasso- ambos sufrieron nuevos daños, señaló el contralor subrogante Carlos Riofrío a este Diario.

Al momento del ataque del 2019, el complejo de la Contraloría en la capital –que queda justo en frente del parque El Arbolito, sitio de concentración de los indígenas- estaba integrado por dos edificaciones: una antigua, que se hallaba en remodelación, y una moderna, en construcción. Las dos fueron incendiadas.

Fuente El Universo

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba