DestacadoPolítica

AER Nacional ante el concurso de concesión de frecuencias

El Comité Ejecutivo Nacional de la Asociación Ecuatoriana de Radiodifusión “AER”, ante el desarrollo del concurso nacional de concesión de frecuencias y en salvaguarda de los legítimos derechos de concesionarios que, con un trabajo ético y profesional, durante muchas décadas continuas, hemos priorizado el sagrado interés patrio sobre cualquier otra consideración de carácter económico o político, tiene a bien hacerle conocer al país lo siguiente:
1.- Los radiodifusores ecuatorianos no solo hacemos opinión o entretenimiento; más allá de llevar a los hogares o en vehículos de los ecuatorianos la orientación o la emoción, permiten a muchas familias el sustento de las mismas a través de las 25 mil plazas de empleos que genera el gremio, pues cada emisora desarrolla sus actividades con el aporte de compatriotas que no solo ven en la radio el desarrollo de su vocación sino también la
fuente de manutención familiar, más aún, en épocas como la actual en donde producto de varios factores, el desempleo se ha incrementado exponencialmente.

2.- Más de 350 radiodifusores, que han invertido su tiempo y capital a lo largo de muchos años, están con las concesiones prorrogadas desde el año 2005, creando esta situación un
verdadero clima de inestabilidad y desconfianza, pues no somos ajenos a ser víctimas de chantajes, presiones o cualquier otro tipo de peligro que ponga en zozobra el ejercicio de la libertad de expresión, principal insumo de nuestra actividad, no solicitan nuevas frecuencias. Por ello, urge que apoyemos el desarrollo del actual proceso de manera definitiva a este tan esperado concurso de frecuencias, en el marco de máxima
transparencia y justicia.

3.- En este momento nacional, donde el Estado y el Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social, IESS, pasan por dificultades económicas y se requiere que la clase productiva empuje el andamiaje del país, la radiodifusión ecuatoriana recuerda que, con el trabajo fecundo de sus integrantes, es un sector contribuyente de impuestos, a través de la retención a la fuente, IVA, impuesto a la renta, pago por uso de frecuencia y además
gracias a la generación de empleos. Desde el primer momento que la pandemia se hizo presencia en el mundo y en nuestro país, hemos y seguimos brindando sin ningún costo
económico, espacios radiales solicitados por el Gobierno Nacional, para una positiva campaña de orientación y prevención para el combate del COVID 19.

4.- Somos los transmisores de la gran realidad nacional. Desde tiempos muy pretéritos y en la actualidad, seguimos orientando, informando y siendo una grata compañía para los miles de oyentes de todas las edades, diversas razas, nacionalidades de sectores socioeconómicos, etc., La radio es considerada universalmente como el medio de comunicación
de mayor profundidad y alcance social o interés de nuestros oyentes, buscando siempre brindar una programación de alta fidelidad. Para lo cual, además del importante aporte
humano es urgente la necesidad de renovar e implementar equipos de tecnología de punta, cuya inversión, la realizamos por lo pronto dentro de un escenario lleno de incertidumbre por la actual crisis económica, sumado a ello la realización del concurso para una concesión de frecuencias que son una marca de un producto de muchos años de nuestra actividad, que la hemos y cumpliremos con todas normas legales y técnicas
en el marco del derecho y obligaciones. NUESTRA SEÑAL DEBE ESTAR AL AIRE, PERO NUESTRO PRESENTE Y FUTURO NO PUEDE SEGUIR EN EL AIRE.

Por todas estas consideraciones válidas y contundentes le solicitamos a la Agencia de Regulación y Control de las Telecomunicaciones ARCOTEL una vez que ha convocado el
concurso de concesión de las 3126 frecuencias disponibles, de las cuales, 2212 son para medios privados y 914 para comunitarios, siga como hasta la presente fecha con el
desarrollo del evento que para nosotros es trascendental y lo apoyaremos hasta el final, en tanto en cuanto siga siendo transparente, justo y técnico, valorando el aporte de los
actuales concesionarios al servicio radiofónico ecuatoriano y para aquello exigimos se blinde totalmente al mismo de las influencias politiqueras y de los intereses de ciertos grupos que no son parte vivencia ni ancestral de nuestra producción.

En este contexto, nos adherimos a lo señalado por el Ministro de Telecomunicaciones, Licenciado, Andrés Michelena, quien ha exhortado al Consejo de Participación Ciudadana y Control Social – CPCCS con el propósito de impedir y denunciar, si fuere el caso, la intromisión de ciudadanos con agendas distintas a la verdadera convivencia de la radiodifusión. Confiamos en tal como lo ha señalado el referido Secretario de Estado, el
Concurso cumpla con las normas de un proceso abierto, técnico y transparente, donde se observe lo que dispone la Ley Orgánica de Comunicación en lo atinente a los artículos 107
y 110, que disponen que las frecuencias privadas serán objeto de competencia entre privados, igual para las comunitarias y donde se reconozca la experiencia, la inversión y la audiencia lograda a través de tanto sacrificio y experticia en la materia.

La Asociación Ecuatoriana de Radiodifusión (AER), todos sus núcleos provinciales y cada uno de sus afiliados estaremos en estado de máxima alerta, velando por el éxito del concurso y cerrando filas para impedir que oscuros intereses lo perjudiquen.
Dado, en AER Nacional, a los 6 días de julio de 2020.

ECON. KLÉBER CHICA ZAMBRANO ECON. NURIA CHÁVEZ MORILLO
PRESIDENTE NACIONAL DE AER SECRETARIA NACIONAL DE AER

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar