Graduados de otros años resuelven el Ser Bachiller en 1.600 tabletas

En el país, 101.949 bachilleres rindieron el test. Ellos calificaron la evaluación de forma positiva. El 26 de febrero conocerán los resultados de la prueba que les permitirá acceder a un cupo para la educación superior.

Los bachilleres graduados de años anteriores, al finalizar el examen Ser Bachiller, compararon las preguntas con el test que rindieron años atrás.

Algunos manifestaron inconformidad, pero también hicieron comentarios positivos. Más ágil y mejor estructurado en sus preguntas, fueron algunas de las apreciaciones que tuvieron los evaluados, al culminar la prueba en el Instituto Tecnológico Espíritu Santo, en Guayaquil. Una de ellas las hizo Jordan Agua, de 25 años, quien por segunda vez hacía el examen.

El joven, que terminó una hora antes del tiempo establecido (dos horas y media), entregó la tableta y esperó su cédula y la hoja de aciertos. Al recibirla comprobó que tuvo 100 aciertos. Él recordó que hace dos años rindió la evaluación por escrito, pero ayer usó una tableta para resolver las 120 preguntas.

En el país se entregaron 1.600 dispositivos. “Antes no te planteaban las respuestas de los ejercicios matemáticos; es decir, ya todo estaba resuelto y solo había que escoger la opción correcta. Aquí ya viene tu agilidad mental”. Para Ginger Orozco, de 20 años, este nuevo Ser Bachiller estuvo mejor que los tres que rindió anteriormente.

“En este sí había preguntas relacionadas a lo que recibimos en el colegio en comparación al anterior”. Este año, la Senescyt, el Ineval y el Ministerio de Educación determinaron que el test debía estar actualizado al currículum vigente a estándares de 2016. Evelyn Suárez, de 19 años, también consideró que este nuevo Ser Bachiller era más fácil. “Si había algún problema teníamos personas expertas para ayudarnos”.

Evelyn aplicó por segunda vez al test para mejorar su anterior puntaje de 600. Ella anhela estudiar Medicina. Para otros, en cambio, era la primera vez que participaban en este proceso. Ese fue el caso de Julio Esparza, de 32 años, quien acudió con el uniforme de su trabajo. Él se graduó hace una década como bachiller y tuvo que desempolvar los libros del colegio que aún conserva.

“Antes no se tomaba este test, pero vine porque quiero ingresar a la universidad y estudiar Economía”. Para él, lo más difícil fueron las preguntas de Ciencias Naturales. Las de Matemáticas asegura que las resolvió con rapidez.

La prueba, que se prevé la rindan 101.949 personas en las sedes y megasedes habilitadas, se tomó en dos grupos. El 55% son mujeres.

Ayer (sábado) la realizó el primero, compuesto de 61.139 sustentantes. Hoy lo hará el segundo, que cuenta con 39.932 personas programadas. Agustín Albán, titular de la Senescyt, y Edwin Palma, director ejecutivo del Ineval, quienes observaron la toma del examen en Guayaquil, esperan que el nivel de ausentismo sea inferior al de años anteriores. Según Edwin Palma, en la prueba que rindieron los 2.306 sustentantes con discapacidad se registró menor número de ausentismo.

“Esta vez bordeamos el 9,5%. Antes superaba el 12%. Eso se debe a los cambios que se hicieron para los jóvenes con discapacidad”, señaló Palma. Además, para ellos, esto significa que siguen creyendo en este sistema de evaluación.

Esta noticia ha sido publicada originalmente por Diario EL TELÉGRAFO bajo la siguiente dirección: https://www.eltelegrafo.com.ec/noticias/sociedad/6/graduados-otros-anos-ser-bachiller-tabletas
Si va a hacer uso de la misma, por favor, cite nuestra fuente y coloque un enlace hacia la nota original. www.eltelegrafo.com.ec