Cinco ejes giran en torno al programa económico que se anunciará hoy

Hoy el país conocerá el plan económico. Lo presentará el presidente de la República, Lenín Moreno, durante el espacio informativo a las 20:00. El plan ha generado gran expectativa en medio de  cuestionamientos al nivel de endeudamiento del Gobierno y su capacidad de pago. Pese al sigilo, los miembros del gabinete han dado ciertas luces sobre, al menos, cinco ejes del plan.

Atracción de inversiones

Una de las principales apuestas de Moreno es la atracción de capitales frescos a la economía ecuatoriana. En ese marco el Ministerio de Comercio Exterior e Inversiones impulsa una ley que incentiva inversiones nuevas y existentes. El proyecto abarca beneficios como la exoneración del impuesto a la renta por 10 años aplicable a inversiones nuevas y a aquellas enfocadas en la producción.

Pablo Campana, titular de Comercio Exterior, reafirmó que 2018 será “el año de las inversiones”. Ha prometido atraer $ 15.000 millones en los próximos 5 años. A diciembre de 2017, la Inversión Extranjera Directa (IED) sumó apenas $ 100 millones (ver infografía).

Algunas de las propuestas en análisis son fortalecer las alianzas público-privadas y volver a los contratos de participación (sector petrolero).

Generación de empleo

Todas las políticas económicas estarán enfocadas en mejorar los índices de empleo. A inicios de 2018 el ministro de Trabajo, Raúl Ledesma, presentó oficialmente las nuevas modalidades de contratación para los sectores agrícola, florícola, turismo, ganadero, artistas y construcción.

En ese mismo espacio anunció reformas para incrementar el empleo juvenil. Luego de tres meses estas medidas aún no se concretan. De hecho, en una entrevista con EL TELÉGRAFO, el 22 de febrero, Ledesma aseguró que la primera modalidad para la industria bananera se firmaría el 23 de febrero pero eso no ocurrió. Las figuras de contratación se aplicarán a contratos nuevos relacionados con actividades extraordinarias. La meta es generar alrededor de 236.253 empleos en los próximos cuatro años.

Reformas tributarias

La ministra de Economía y Finanzas, María Elsa Viteri, se ha manifestado a favor de no realizar alzas tributarias. La recaudación de impuestos es la principal fuente de ingresos permanentes para el Estado. El Presupuesto General del Estado para este año asciende a $ 34.853 millones, de los cuales $ 15.343 millones son por tributos. Las cámaras de comercio e industrias sostienen que existe una elevada carga impositiva que resta competitividad a la producción nacional.

Su posición es relajar la presión fiscal para incrementar el poder adquisitivo de la población. En esta materia han solicitado con insistencia la eliminación del impuesto a la salida de divisas y el pago del anticipo del impuesto a la renta. Richard Martínez, del Comité Empresarial Ecuatoriano (CEE), presentó un proyecto de ‘amnistía tributaria y arancelaria’ que contribuiría a la caja fiscal con $ 700 millones. A diferencia de procesos anteriores, explicó que en este se propone que el acuerdo no implicará aceptar el cometimiento de una falta.

Endeudamiento A enero la deuda agregada de Ecuador (interna y externa) fue de $ 49.602 millones, 47,6% del PIB. Analistas como Fausto Ortiz y Pablo Dávalos aseguran que todas las obligaciones del Estado, con las instituciones públicas, más los Certificados de Tesorería (Cetes) y más la preventa petrólera, oscilarían entre $ 60.000 y $70.000 millones. No obstante el nivel de endeudamiento medido por la deuda consolidada, cuyo método de cálculo fue rebatido por la Contraloría, se mantiene dentro del 40% permitido por ley. Las necesidades de financiamiento del Presupuesto General del Estado ascienden a $ 11.670  millones.

En enero la deuda consolidada acumuló $ 35.709 millones equivalentes al 34,3% del PIB, al Estado le queda un margen de 5,7 puntos para llegar al límite legal. La Cámara de Comercio de Quito y el CEE reconocen que para enfrentar las obligaciones y reducir el déficit fiscal es necesario contraer nuevos compromisos.

La recomendación es acudir a organismos multilaterales como el Fondo Monetario Internacional (FMI) en busca de mejores opciones. Frente a esta realidad no se descarta que el plan económico contemple una revisión del margen de endeudamiento. Otro de los temas preocupantes por resolver son las obligaciones pendientes con el Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social. (I)

Fuente: El Telégrafo