DeportesSerie A

¿Quién es el hijo del rey del fútbol total, el nuevo DT de Ecuador?

Pronunciar el apellido “Cruyff” (del neerlandés Cruijff) es sinónimo de calidad, de clase, de liderazgo, de goles antológicos, del ‘Barça’ de la década de los 70, de quitarse el sombrero y de levantarse de los asientos; también lo es de ‘Dream Team’, de maestría, de la etapa más gloriosa —con el permiso de Pep— de la historia azulgrana.

Y es que el término “Cruyff”, futbolísticamente hablando, siempre estuvo, está y estará asociado a Johan; pues a pesar de que algunos defienden a capa y espada aquello de que, si eres hijo de un magnífico escultor, tus probabilidades de interesarte por la escultura y de convertirte en una versión mejorada de tu progenitor están destinadas a aumentar, también hay que tener en cuenta la exigencia, la carga del apellido, la responsabilidad que entraña ser ‘Het koningskind’ (“El niño del rey”, como algunos conocen a Jordi en tierras holandesas), capaces de acabar pasando factura a cualquiera.

Y eso es lo que debió ocurrirle al bueno de Jordi: el único varón de los Cruyff que, superado por la situación desde el primer momento en que se enfundó la casaca azulgrana, pareció dejar su figura a medio hacer.

Jordi Cruyff, el hijo de la leyenda del Barcelona Johan Cruyff, es el nuevo técnico de Ecuador. El holandés tiene dos experiencias previas en el banquillo y un apellido que pesa, y más si se habla de los conceptos del fútbol actual.

Tras la reciente llegada de Antonio Cordón, exdirector deportivo de Villarreal, Mónaco, entre otros clubes, como director deportivo de la FEF, se acercó más la posibilidad de la llegada de Cruyff al país del norte. ¿Por qué? Ambos son viejos conocidos. Cordón ya ha contado con el holandés para dirigir al Chongqing Lifan, de China.

De concretarse, sería la tercera experiencia de Cruyff al mando de un equipo. Quien piensa en aquel apellido no puede dejar de recordar aquel mítico crack del Ajax y, por supuesto, del Barcelona, en donde dejó su pensamiento de juego que sigue vigente. Sin embargo, ese es el recuerdo del padre. ¿Quién es Jordi Cruyff, el hijo de la leyenda holandesa?

-Jordi Cruyff, o también llamado ‘Het koningskind’-

Johan Cruyff tuvo un paso memorable por el Barcelona en sus dos facetas: entrenador y jugador. Su asimilación con la cultura de Barcelona fue tanta que su último hijo tuvo un nombre catalán: Jordi –por el cual se ganó problemas con el dictador español Franco–.

El niño Jordi creció rodeado de fútbol. De hecho, ocho días después de su nacimiento, se dio el recordado 5-0 del Barcelona al Real Madrid en su cancha, con Johan Cruyff y nuestro Hugo Sotil en el campo.

Haciendo honor al apellido, Jordi Cruyff se formó en las divisiones menores del Barcelona y del Ajax, y debutó oficialmente en la filial del Barcelona a los 18 años mientras su padre dirigía al primer equipo.

El peso del apellido sobre sus hombros y la gran figura de su padre no le fue esquiva. De hecho, en los Países Bajos se le conoce por un apodo: ‘Het koningskind’, que significa ‘el hijo del rey’.

El ascenso al plantel principal lo logró en 1994, mientras su padre era el técnico. En su primera campaña, Jordi anotó nueve goles; en la segunda, consiguió dos. El ocaso del ‘Dream Team’ blaugrana en 1996 hizo que ambos Cruyff abandonen el Barcelona.

No pasó mucho tiempo para que Jordi fuese fichado por el Manchester United. Tuvo un comienzo de estrella: anotó dos goles en tres partidos, pero dos meses después sufrió una lesión en la rodilla que lo alejó de las canchas. Tras un préstamo al Celta de Vigo y su posterior retorno, Cruyff hijo jugó en total 54 partidos, anotó ocho goles y consiguió tres Premier League, una Champions League y dos FA Cup.

En la temporada 2000-01, Jordi fue fichado por el Alavés. Con el equipo español logró algo histórico: el subcampeonato de la Copa de la UEFA. Jordi anotó el 4-4 en la final contra el Liverpool, pero finalmente perdió por 5-4.

Tras un breve retiro de manera temporal, en el 2006 pasó de atacante a back central en el Metalurg Donetsk, de Ucrania. Luego de tres años, Cruyff hijo firmó por el club Valleta de Malta como jugador-segundo entrenador.

-La etapa en el banquillo técnico-

En el 2010, Jordi dejó de jugar, pero pasó a ser el director deportivo del AEK Larnaca, de Chipre. Ahí consiguió la clasificación a la etapa previa de la UEFA Europa League en la temporada 2010-11 y la clasificación a la fase de grupos el año siguiente.

En el 2012 fue director deportivo del Maccabi de Tel Aviv. Allí consiguió el campeonato de la liga de Israel tras 10 años de sequía. Cinco temporadas después, tomó las riendas del club en la dirección técnica del equipo y se marchó tras dirigir 57 encuentros.

En el 2018, Cruyff firmó como entrenador del equipo chino Chongqing Lifan y lo salvó de la baja. Al siguiente año se marchó tras dejarlo décimo en la tabla de posiciones, donde logró en total un 40,58% de efectividad (14 victorias, 14 empates y 18 derrotas).

-El reto sudamericano-

Jordi Cruyff llegaría como reemplazo del ‘Bolillo’ Gómez a la banca de Ecuador, una selección a la que el boleto para el Mundial de Rusia le fue esquivo tras un excelente comienzo: 13 puntos en los primeros 5 partidos y que buscará aprovechar la altura y el físico imponente de sus jugadores para hacerse fuerte de local.

¿Contra quién debutaría Ecuador al mando del técnico holandés? Por cosas del destino, Jordi Cruyff se enfrentaría en Argentina a Lionel Messi, multiganador y emblema del Barcelona en el que su padre es leyenda, en su primer partido al mando de la ‘Tricolor’.

Cruyff, en los tres años que duraría su contrato, tiene por delante la Copa América 2020 y las eliminatorias rumbo al Mundial de Qatar 2022, en un ambiente nuevo para él y muy diferente del europeo como lo es Sudamérica.

¿El hijo del rey podrá demostrar que sus conocimientos del juego que su padre reinventó están a la altura como para dirigir una selección? Eso solo lo sabe el tiempo.

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar