BOCA APLASTANTE: Los xeneizes humillaron (0-3) a Liga en CASA BLANCA

Boca Juniors se encastó en la altitud de la capital ecuatoriana y goleó este miércoles por 0-3 a un errático Liga de Quito, en el partido de ida por cuartos de final, por lo que el cuadro Xeneixe empezó a acariciar las semifinales de la Copa Libertadores de América.

Una de las figuras del encuentro, el atacante Ramón Ábila, adelantó a Boca Juniors, al minuto 11, Emanuel Reynoso, a los 47, y en propio arco el defensa Luis Caicedo, al minuto 81, cerraron cifras en el estadio Rodrigo Paz, que fue hasta hoy el fortín de Liga de Quito en la actual Libertadores.

La precisión de movimientos, el buen trato de pelota, la forma inteligente para dejar casi todo el desgaste físico para el rival y la errática presentación de Liga, permitieron el juego casi perfecto del visitante.

Liga se lanzó al ataque en el comienzo del partido y Edison Vega se perdió el tanto al disparar a un costado del arco un pase preciso del atacante uruguayo Rodrigo Aguirre.

Boca se soltó al ataque y Nicolás Capaldo lanzó violento remate que controló el portero Adrián Gabbarini para salvar a su equipo, al minuto 7.

El gol de séxtuple campeón de la Libertadores cayó tras un pase profundo de Alexis Mac Allister por entre los defensas locales, aprovechó Ábila en forma fantástica, burló con la derecha al portero y con izquierda remató a placer, al minuto 11.

Después del gol, Boca copó ordenadamente los sitios por donde el dueño de casa podía hacerle daño y cuando recuperaba el balón lo trataba con precisión y efectividad para ahorrarse energías.

Ábila se fabricó una acción para aumentar, tras recorrido de unos 35 metros con pelota dominada por entre los defensas, enfiló remate rasante que pasó junto al vertical derecho, al minuto 28.

La forma pasiva de encarar el desarrollo del juego, quitó sorpresa al equipo ecuatoriano, lejos de ser el cuadro de fútbol punzante y efectivo de otros encuentros.

Para cerrar el mal primer tiempo el equipo local, el centrocampista Jefferson Orejuela salió expulsado al minuto 45+3, por agredir a Emanuel Reynoso, que había reemplazado a Mauro Zarate debido a una lesión.

Boca amplió el marcador con fantástico disparo de tiro libre de Reynoso, que superó a la barrera y dejó sin reacción al portero, al minuto 47.

Un saque de arco de Esteban Andrada, tomó mal parada a la defensa contraria, quedó en el mano a mano Ábila y Luis Caicedo, ganó el atacante y remató, bloqueó el portero pero en el rebote fue el ecuatoriano el que terminó marcando en propia meta, al minuto 81.EFE