¿Michael Arroyo demandaría a Barcelona?

La Comisión Disciplinaria de la Federación Ecuatoriana de Fútbol sancionó el 28 de noviembre del 2018 con un año de suspensión (luego se apeló para conseguir seis meses) al jugador Michael Arroyo por dar positivo en la prueba doping que se le realizó en el Clásico del Astillero del 14 de octubre del 2018.

Tomando en cuenta aquello, el 28 de mayo del presente año, terminará su sanción y según publicó el periodista de Diario El Universo, Mauricio Turbay en su cuenta de twitter, el jugador dejaría el cuadro amarilla y plantearía reclamos en los legal.