Domínguez brilló en el empate de Vélez y Banfield en la Liga Argentina

Se podría suponer que empatar casi sobre la hora, cuando parecía que todo estaba perdido, es una buena noticia.  También que perder dos puntos que ya estaban en el bolso es motivo de bronca.

Sin embargo, en el flojo partido que jugaron Vélez y Banfield este domingo ninguna de las afirmaciones son tan así. Más allá del 1 a 1, los de Liniers se fueron con la sensación de que van a tener que hacer algo más para engrosar su promedio y no pasar sobresaltos para seguir en Primera. Y los del Taladro, a quienes se les escapó el triunfo, con la tranquilidad de seguir sumando y esperar bien parados la revancha por los octavos de la Sudamericana, frente a Defensa y Justicia.

No hay dudas de que Vélez sigue extrañando el toque distinto y la explosión que le daba en los metros finales Mauro Zárate. Y en menor medida a Santiago Cáseres. Como tampoco que  Banfield es un equipo distinto cuando tiene a Nicolás Bertolo.

En dichas ausencias se explica el bajo nivel de los dos. Es que salvo ese primer cuarto de hora en el que el local tuvo presión en el medio y contó con la situación más clara (triangulación de Vargas, Robertone y Bouzat, quien se lo perdió frente al arco), el resto fue una suma de imprecisiones.

Diario La Nación