LeBron James, envuelto en el conflicto de la NBA en China

Uno de los jugadores más influyentes en la NBA, que lo es no solo por su rendimiento deportivo, es LeBron James. En medio del conflicto de la NBA y China, la estrella de Los Angeles Lakers fue acusado de hacer la vista gorda sobre la represión en el país asiático, tras criticar al ejecutivo de los Houston Rockets por enojar al país asiático con un tuit “desinformado” en apoyo de los manifestantes pro-democracia de Hong Kong.

LeBron dijo a los periodistas que el Daryl Morey, gerente general de los Rockets, “no estaba al tanto” de lo acontecido en Hong Kong y debería haber mantenido la boca cerrada. “Muchas personas podrían haber sufrido daños, no solo financieros, sino también físicos, emocionales y espirituales. Así que tengamos cuidado con lo que tuiteamos, decimos y hacemos”, declaró el alero de los Lakers antes del amistoso ante los Warriors.

Luego, sin mucho éxito, trató de aclarar en Twitter que se refería a que el directivo no había calculado, seguramente, las consecuencias que podrían tener su mensaje. Para ese entonces ya había polvareda mediática y se desató el barbarie: críticas de los aficionados, artículos muy duros en una prensa en la que se llegó a decir que era el “momento más deshonroso” de la carrera de LeBron y sus camisetas incendiadas en las calles de Hong Kong.

Un fanático chino pisotea una camiseta de LeBron James a modo de protesta en Hong Kong (AP)
Un fanático chino pisotea una camiseta de LeBron James a modo de protesta en Hong Kong (AP)

Los manifestantes, que eran aproximadamente 200, también lucían caretas con la cara llorando de un jugador que en los últimos años ha sido el gran motor de varias de las modificaciones en la NBA“La gente está enojada”, dijo James Lo, un diseñador web que dirige una página de aficionados de Hong Kong en Facebook, en diálogo con AP. Otros aficionados consideran que los comentarios de James parecían estar más preocupados por el dinero que por las personas: “Solo se preocupa por el negocio, por el dinero y las pérdidas que podría causar a la NBA cualquier problema con China”.

Infobae