Deportes Internacionales

Vinicius evita otro descalabro del Real Madrid

Solari puede prosperar en el Madrid a lomos de Vinicius. Subido literalmente en Vinicius como Mourinho sobre Callejón.

Está bien que diga spotlight, y «doscojones», y que lea a Nietzsche. Bien. Pero todo eso con Vinicius. Entró el último para que ningún veterano pudiera quejarse y con su atrevimiento provocó el gol y cambió un partido que era lo mismo de siempre. Solo cambió él.

Vinicius cometió un acto revolucionario en tres tiempos: meterse en el área, regatear al rival y chutar. Algo escandaloso. En algunas culturas futbolísticas casi un desacato a la jerarquía tribal del vestuario.

Poca novedad en el once de Solari. Odriozola y Reguilón venían determinados por las bajas más que por la audacia del entrenador. Mismo sistema y mismos jugadores arriba. El mismo 4-3-3 que Modric y compañía han convertido en un monumento deportivo al aburrimiento y en un ballet de escaqueos. Con estos cambios (ninguno), no podía esperarse nada nuevo.

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar