Rueda o Suárez, candidatos de Óscar Córdoba para dirigir selección colombiana

Óscar Córdoba, exportero de la selección colombiana, considera que el sucesor de José Pekerman en el equipo nacional debe ser un colombiano y cree que dos buenas opciones serían Reinaldo Rueda o Luis Fernando Suárez.

Así lo manifestó en una entrevista con Efe en Cartagena, donde participó el fin de semana pasado en una jornada de responsabilidad social del banco BBVA, pero dejó en claro que su opinión es apenas un deseo porque no participa en ningún proceso con la Federación Colombiana de Fútbol.

«Una cosa es quién crees y otra quién desearías. El creer es muy difícil porque hay un abanico muy grande y no sabemos qué esté pensando nuestra Federación, a mi me encantaría que fuera por ejemplo un Reinaldo Rueda, o un Luis Suárez», dijo el exguardameta colombiano.

Rueda es el actual timonel de la selección chilena de fútbol, en tanto que Suárez dirige a La Equidad, que cumple un destacado papel en la Liga colombiana.

Al referirse a los dos partidos jugados por Colombia en Estados Unidos luego de la salida de Pekerman, Córdoba consideró que lo mostrado por el equipo que estuvo dirigido por Arturo Reyes, fue «bueno».

«El desempeño y los resultados que dejaron los amistosos fueron buenos, me parece que se le dio oportunidades a algunos chicos que no teníamos en el radar jugando ya con la selección, pero que nos permitió tener más o menos claro qué le pueden aportar», explicó.

Por otro lado, Córdoba destacó el «esfuerzo económico» que ha hecho Boca Juniors, equipo con el que jugó cuatro años.

«Boca se armó para ser campeón, hizo inversiones bastante interesantes» refiriéndose a la llegada de Carlos Tévez de nuevo al equipo.

Además, dijo que el club le estaría apuntando a «pelear el título de la Copa Libertadores y posteriormente a vender (jugadores). No creo que su proyección sea sostenerse uno o dos años como el mejor equipo de Suramérica».

Córdoba, que atajó en Boca Juniors, Besiktas, Deportivo Cali, Atlético Nacional y Millonarios, entre otros, comparte su experiencia de 20 años de carrera como comentarista y en conferencias de liderazgo y emprendimiento.

Asimismo dijo que en los momentos malos entendió muchas cosas del fútbol, «estos te permiten salir adelante o te hunden, porque es así, el ser humano en ocasiones hay golpes de los que no se puede reponer».

Uno de esos momentos difíciles, dijo el exportero, fue el Mundial de Estados Unidos, con el autogol de Andrés Escobar, que le costó la vida al defensor de la selección colombiana.

A pesar de los malos momentos que «fueron varios» siempre soñó y trabajó duro para llegar a donde llegó, «todos tenemos sitios en los que soñamos, el primer sitio en el que yo soñé fue uno especial, la cama de mi mamá y de mi papá».

«Allí fui campeón del mundo. Con mis hermanos nos tirábamos medias, nos tirábamos a la derecha y a la izquierda y fue ahí en donde se empezó a gestar esta ilusión» dijo a Efe un orgulloso Córdoba.

Para la construcción de esa ilusión contó con la ayuda del entrenador de arqueros Carlos Portela, del que dice es «una persona que enseñó muchas cosas, tanto deportivas como personales».

Otra persona que jugó un papel muy importante en su formación fue el entrenador argentino Carlos Bianchi, a quien le agradece por haberlo apoyado en «un momento difícil, luego del Mundial de Francia’98», en donde lo respaldó y lo fue «consolidando como arquero de una institución tan importante como Boca».

Aunque dice que los referentes para los pequeños hoy en día son «Falcao, James y David Ospina», Córdoba fue un jugador que marcó la historia del fútbol colombiano y reconoce que estar lejos de las canchas «ha sido duro» para él, pero agradece tener «un espacio para seguir ligado» al deporte que más ama. EFE