Trueque Cristiano – Neymar: ¿Una operación de locura?

Puede sonar a una operación de locura, a la típica ‘serpiente veraniega’ ya cocinada en primavera, pero los nombres de Cristiano Ronaldo y Neymar Junior, del Real Madrid y del PSG, suenan como implicados en un posible trueque de estrellas entre el Santiago Bernabéu y el Parque de los Príncipes.

Las declaraciones de Cristiano Ronaldo desde el mismo césped del Estadio Olímpico de Kiev, abriendo la puerta a su traspaso cuando el Real Madrid acababa de conquistar su decimotercera Champions ante el Liverpool (3-1), todavía resuenan en las oficinas de Concha Espina y no alivian el enfado del presidente Florentino Pérez.

El máximo dirigente madridista está decidido a revolver la plantilla de Zinedine Zidane desde la portería a la delantera y la lista de transferibles puede incluir nombres de mucho peso en el madridismo, incluido el del mismo CR7, por mucho que en las celebraciones de la Copa de Europa el Santiago Bernabéu le cantara el «¡Cristiano quédate!». El presidente está pendiente de la reunión con el jugador.

EL PSG Y CRISTIANO RONALDO
El diario ‘As’ apuntaba en su edición de este miércoles un trueque más que complicado, pero que puede ser la base de alguna operación. El PSG estaría dispuesto a dar un paso adelante para fichar a Ronaldo, a cambio de 150 millones de euros para el Real Madrid y 45 millones netos por campaña para el delantero portugués.

El Real Madrid, que está harto de los caprichos de un Ronaldo camino de los 34 años, no ve con malos ojos esta opción pues hasta el momento no llegan más ofertas por el portugués, con una cláusula de rescisión de mil millones de euros.

Sin embargo, sí encuentra varios inconvenientes si solo se trata de una operación salida. El principal, que implicaría que el PSG podría armar un tridente Neymar-CR7-Mbappé. Una fórmula inquietante, más aún teniendo en cuenta que dos de estas estrellas son objetivos predilectos de Florentino.

EL REAL MADRID Y NEYMAR
El Real Madrid daría el ‘OK’ al traspaso de Cristiano Ronaldo al PSG si sirviera para abrir la puerta de salida hacia Chamartín a alguno de estos dos cracks. Una condición que choca frontalmente con las intenciones de Nasser Al-Khelaïffi, decidido a armar de una vez por todas un equipo con el que Thomas Tuchel pueda conquistar la Champions.

Es evidente que Neymar es el preferido, aunque en la entidad merengue saben que esta operación debe plantearse a medio plazo pues a día de hoy, el PSG no quiere dejar partir al brasileño, el emblema de su nuevo proyecto y por el que pagó 222 millones de euros al FC Barcelona un año atrás.