Los inicios de Sampaoli en Perú

Santiago de Chile.- Jorge Sampaoli comprendió rápido, mucho antes que otros, que la posibilidad de llegar a ser técnico profesional en Argentina, para él, un formado en Newells que nunca llegó a debutar, un desconocido de un pequeño pueblo como Casilda, que trabajó en un banco y una oficina del registro civil para subsistir, no iba a ser difícil, sino imposible.

Por eso, cuando escuchó la propuesta de Juan José Salazar para que asumiera como entrenador de Juan Aurich de Perú por un sueldo de sólo 1000 dólares mensuales, ni siquiera lo dudó. Tomó su maleta, los pocos ahorros que le quedaban y recorrió en bus los miles kilómetros que separaban su casa de la ciudad de Chiclayo.

Corría el año 2002. Sampaoli llegó a Perú con 42 años en el cuerpo y una experiencia en el fútbol que se limitaba a dirigir un club amateur como Alumni, donde se ganó cierta fama luego de ser fotografiado dirigiendo desde arriba de un árbol, y una filial de Newell’s. Nada más.

Juan Aurich (2002)

En Aurich la historia duró poco. Luego de ocho partidos, la dueña del club, Magaly Aurich, decidió sacar a Salazar de la presidencia, y el DT optó por irse con él, como muestra de apoyo y lealtad. Su campaña se limitó al final a sólo un triunfo y el apodo de ‘Hombrecito’ que lo acompañó durante sus años en el país.

Sport Boys (2003)

Luego de semanas en Casilda, un llamado de Miguel Monteveder lo llevó de regreso a Perú. Ahora las condiciones eran distintas. En Sport Boys de Callao, tendría su primera gran oportunidad. Sin embargo, no fue fácil. Sampaoli, que dirigió en total 59 partidos y tuvo un 49 por ciento de rendimiento, que incluso le habría permitido llegar a la Libertadores, terminó al final atado a una huelga de jugadores que congeló el campeonato hasta el final.

Coronel Bolognesi (2004-2006)

En su tercera experiencia, a cargo de Coronel Bolognesi de Tacna, Sampaoli coqueteó por primera vez con el éxito. En dos años a cargo del equipo, fue subcampeón, clasificó a la Copa Sudamerica -donde fue eliminado por Colo Colo- y pasó de ser resistido en el comienzo, a dirigir 117 partidos en total con un 51 por ciento de rendimiento.

Sporting Cristal (2007)

Ya con cierta notoriedad en el medio por su estilo obsesivo y su propuesta ofensiva, en 2007 llegó la oportunidad de dirigir a su primer grande de Lima, Sporting Cristal. Las cosas, lejos de lo planificado, ahí nunca resultarían. Sampaoli se encontró con un plantel que no estuvo dispuesto a alinearse con sus métodos, y su experiencia terminó abruptamente luego de 17 partidos. «Yo pedí sacar algunos jugadores que contagiaban con su desánimo a los demás, pero los dirigentes no lo hicieron. Me faltó apoyo de ellos», reconoció.

Sampaoli terminó dejando Perú luego de cinco años, en los que dirigió cuatro equipos, aprendió a lidiar por primera vez con la presión de los hinchas, con huelgas de jugadores, con dirigentes que saqueaban clubes. En ese tiempo también disfrutó del éxito, aprendió del fracaso y moldeó su carácter. Se separó de su primera mujer, no volvió otra vez a Casilda, y enfiló rumbo a Chile, con la convicción de que ese mundo, que ser técnico, era realmente su lugar en la vida.

Fuente: chile.as.com