El dramático rezo de Arda Turan en la Champions League que recorrió el mundo

No hay dudas que la Champions League, opiniones encontradas o no, es uno de los torneo de fútbol más importantes del mundo. Juegan los mejores futbolistas, en los mejores equipos, con los mejores estadios y a público lleno. El glamour ronda por todas partes en cada encuentro.

No obstante, esto es básicamente fútbol de principio a fin, con todo lo que ello significa. Y la palabra sufrir no está excenta cuando fases de eliminación directa entran en juego, por más primer mundo que se pueda respirar en cada rincón del Viejo Continente.

Y en el match entre el Atlético de Madrid y Bayern Leverkusen en España el gran protagonista, amén de los jugadores, fue el drama. La tensión que se vivió en el partido fue increíble. El marcador, ajustado por la mínima diferencia posible que impuso Mário Suárez a los 27 minutos de juego, obligó a ambos equipos a definir esta serie de octavos de final en los penales (los alemanes también ganaron 1-0 dos semanas atrás) y allí todo fue mucho peor. O más dramático.

Y un símbolo de lo que se pudo vivir en el Vicente Calderón fue Arda Turan. El turco no quiso saber nada con patear un penal. Es más, ni siquiera vió la tanda entera. Simplemente se arrodilló y de espaldas a sus compañeros y el arco donde todo sucedía se puso a rezar. Y parece que le funcionó. Porque Atlético Ganó. Con drama. Con sufrimiento. Bien al estilo Atlético de Madrid.