Ter Stegen fue el Muro en el Barcelona

Superó el Barcelona la prueba del Muro de Dortmund gracias al muro Ter Stegen, que tenía una cuenta pendiente con este estadio en el que siempre salió goleado cuando lo visitó con el Borussia de Mönchengladbag. El portero alemán evitó la derrota del equipo catalán con un penalti parado a Reus y tres paradas de mérito que permitieron al Barcelona empatar 0-0 en Dortmund en un encuentro en el que a pesar de volver Messi, fue el guardameta el gran salvador de un punto con el que el Barça puede darse más que satisfecho, porque los de Valverde sudaron sangre en su debut europeo.

Valverde no se cortó un pelo y siguió apostando por Ansu Fati como titular, aunque lo situara en la derecha de inicio, que es donde menos puede lucir. Pero el joven talento barcelonista nunca le perdió la cara al partido. Siempre se ofreció, todo lo hizo con sentido, pero también perdió muchos balones en un duelo que ambos equipos plantearon como una batalla de desgaste. Y en ese combate, el Barça demostró que aún no está a un nivel óptimo. Acabó pidiendo la hora.

Se hincharon a correr desde el principio ambas escuadras en busca del punto flaco del rival. El Barça trataba de organizar posesiones de balón largas, el Dortmund, en cambio, apostó por presionar arriba para robar balones y romper al Barcelona por velocidad.

En una primera parte en la que los mejores fueron Hummels, impecable en la corrección defensiva cada vez que el Barcelona encontraba un hueco para acercarse a la portería local, y Ter Stegen, que conjuró una llegada de Reus, la lucha se centró en el medio del campo.

El Dortmund supo sobrevivir a la mayor posesión barcelonista con un despliegue físico encomiable, pero no encontró nunca a Alcácer. Al Barça, le pasaba más o menos lo mismo en sus fases de dominio. Se echaba de menos el último pase.

Diario AS