Flamengo, remontada o fracaso ante un Emelec crecido

Con la enfermería llena, Flamengo se medirá este miércoles a Emelec con la obligación de remontar el 2-0 sufrido en Guayaquil, en un Maracaná que estará a reventar en busca del billete para los cuartos de final de la Copa Libertadores.

El conjunto de Río de Janeiro, visto como uno de los favoritos para ganar el trofeo, se juega la temporada y buena parte de su crédito frente a los ecuatorianos después de haberse reforzado con fichajes de relumbrón procedentes de Europa.

El lateral Rafinha, el central español Pablo Marí o el centrocampista Gerson son algunos de los últimos refuerzos del cuadro dirigido por Jorge Jesús, también novedad en la entidad carioca.

El exjugador del Atlético de Madrid Filipe Luis, presentado la semana pasada con la camiseta rubro-negra, continua su puesta a punto, aunque tampoco podría jugar mañana ya que no está inscrito para esta ronda del torneo.

Alexandra Escobar sigue coleccionando medallas con su eterna juventud

El técnico portugués no lo tendrá fácil para confeccionar el once que buscará la remontada en el tempo del fútbol brasileño. La enfermería está a rebosar con hasta seis efectivos en tratamiento.

Los últimos en unirse a la lista de bajas han sido el central Rodrigo Caio, con lesiones en el abductor y en la parte posterior del muslo izquierdo, y el joven extremo Lincoln, también con molestias musculares.

Ambos se unen a los también lesionados Vitinho; Diego Ribas, con una fractura en el tobillo y un tiempo de recuperación estimado en cuatro meses; Everton Ribeiro, con una leve lesión ósea en el pie; y el uruguayo Giorgian de Arrascaeta, con dolores musculares.

No obstante, hay optimismo sobre la presencia de estos dos últimos para el partido contra Emelec, pues en el entrenamiento de ayer se ejercitaron con la pelota y son duda.

«Me gustaría tener a los dos. Si alguno de ellos está disponible para el juego, tendré que agradecer el trabajo de los médicos por la espectacular recuperación», afirmó Jorge Jesús en una rueda de prensa.

Si el Flamengo consigue devolver el 2-0 de la ida, el vencedor se decidirá en la tanda de penaltis.

Por su parte, Emelec ya se ha entrenado en suelo brasileño e insiste en saltar al césped del Maracaná sin pensar demasiado en la ventaja conseguida en casa.

«La mentalidad es esa. Conseguir el triunfo, sabemos que es un campo difícil, pero no imposible. Ya vencimos al Cruzeiro aquí (en Brasil), sabemos que es posible. Si estamos comprometidos y hacemos las cosas bien, seguramente consigamos un resultado que nos permita clasificarnos», dijo a los periodistas el lateral Óscar Bagüí.

El centrocampista Pedro Quiñónez fue en la misma línea que su compañero: «Sabemos de fútbol, sabemos el presupuesto del Flamengo, es bien más alto que el del Emelec. Somos conscientes de eso, pero dentro del campo, todos tienen dos piernas, dos brazos. Ellos no son extraterrestres».

El técnico Ismael Rescaldo perderá al central argentino Leandro Vega, expulsado en la ida. Previsiblemente, su lugar lo ocupará Marlon Mejía.

Tampoco sabe si podrá contar con el extremo Bryan Cabezas, quien sufre una lesión en la rodilla y, a pesar de haber viajado con el equipo, será duda hasta última hora.

EFE