El VAR de la Premier cambia 5 reglas con respecto a la UEFA

Pasado un tiempo la gente ya va asimilando cómo funciona el VAR y empieza a acostumbrarse a su uso a pesar de que en determinadas ocasiones pueda ralentizar el ritmo del partido. El público ya sabe que el videoarbitraje entra a analizar jugadas relacionadas con goles, penaltis, tarjetas rojas y confusiones de identidad. Sin embargo, aunque las reglas son básicamente las mismas en todos los países, cada competición tiene sus matices.

La Premier League introducirá el VAR por primera vez durante la próxima temporada (2019-2020). Sin embargo, no seguirá al pie de la letra las mismas indicaciones que cumple la UEFA en la Champions League, reinterpretando algunas de las reglas para intentar acercarse al espectador en ciertos casos o simplemente porque consideran más lógicas otras acciones.

Hay cinco diferencias notorias entre el funcionamiento del videoarbitraje en la Premier League y en la Champions League. Son las siguientes:

Las manos en el área

Para la UEFA, si el balón toca en el brazo de un jugador dentro del área es penalti. Sin discusión. Sin embargo, en Inglaterra serán más indulgentes si la pelota impacta en el brazo de un futbolista bloqueando la trayectoria.

Los fueras de juego

En la Champions League, los asistentes no levantan el banderín al momento para señalar la posición antirreglamentaria, ya que puede ocurrir que haya que revisar la jugada. En la Premier League, los jueces de línea tienen otras instrucciones y simplemente seguirán levantando el banderín como venían haciendo habitualmente, aunque más tarde se revise la acción.

Los porteros en los penaltis

En la máxima competición europea a nivel de clubes es el VAR el que se encarga de confirmar que cuando se lanza un penalti el guardameta se encuentra pisando la línea de gol, es decir, que se asegura de que el portero no se mueve hasta que el lanzador haya golpeado el balón. De esta forma evitan que el portero se adelante. En Inglaterra esto no será así y esa responsabilidad la tendrá el árbitro que esté sobre el césped, que avisará si sospecha que el portero ha intentado tomar ventaja del penalti.

Los monitores

La UEFA quiere que los jefes avisen a los árbitros para que acudan a analizar cualquier situación subjetiva. En la Premier League no será igual, ya que los propios jefes de la sala de videoarbitraje podrán guiar al árbitro a través del auricular en una situación dudosa.

Explicaciones al público

En la Champions League los aficionados no ven las jugadas analizadas en las pantallas gigantes del estadio. Lo que ven es una explicación de la jugada que se está analizando, como por ejemplo un posible penalti. En la liga inglesa sí se emitirán las imágenes una vez se haya tomado una decisión definitiva para que el espectador comprenda mejor qué es lo que ha ocurrido.

Diario AS