Thiago Silva se siente privilegiado por disputar otra competición en Brasil

El zaguero Thiago Silva, del París Saint Germain francés, dijo este lunes que se siente un privilegiado por poder regresar a Brasil para disputar un nuevo campeonato con la Canarinha.

«Me siento un privilegiado por poder disputar otra competición en casa», aseguró el veterano zaguero tras incorporarse a la selección brasileña que está concentrada en su sede de la Granja Comary, en la ciudad serrana de Teresópolis, a 98 kilómetros de Río de Janeiro.

En Brasil, Thiago Silva disputó con la Canarinha tanto la Copa de las Confederaciones, en la que fue campeón en 2013, como el Mundial Brasil 2014, en el que cayó en semifinales ante Alemania por una humillante goleada de 7-1.

«Hace diez años que estoy fuera de Brasil, jugando fuera de casa, y jugar en casa es siempre muy especial. Por eso me siento un privilegiado», agregó el zaguero en declaraciones al portal de la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF).

Silva llegó con un día de antelación, pero no fue recibido por ninguno de sus compañeros ya que ganaron un día de descanso este lunes tras cinco jornadas de entrenamientos.

El defensor del PSG fue el décimo de los 23 convocados en ponerse a las órdenes del seleccionador brasileño, Adenor Leonardo Bacchi, Tite.

Este lunes se aguarda la llegada del zaguero Alex Sandro (Juventus/ITA), que igualmente anticipó en un día su presentación.

Entre tanto, el martes está previsto el arribo de los otros dos jugadores convocados del PSG (Dani Alves y Marquinhos), de los dos del Barcelona (Coutinho y Arthur) y de otros dos de clubes italianos.

Los últimos en llegar serán el portero Alisson y el delantero Roberto Firmino, que se unirán el 4 de junio debido a que ambos actuarán por el Liverpool el 1 de junio contra el Tottenham en la final de la Liga de Campeones de Europa. 

Brasil encabeza el Grupo A de la Copa América en el que se encuentran también las selecciones de Bolivia, Venezuela y Perú, y debutará el 14 de junio en el partido inaugural del torneo ante los bolivianos en el estadio Morumbí, de Sao Paulo. EFE