El Cruzeiro cumple ante un combativo Deportivo Lara y es más líder

El Cruzeiro brasileño reforzó su liderato al frente del grupo B de la Copa Libertadores tras vencer este miércoles por 2-0 a un Deportivo Lara venezolano que plantó cara hasta el final en el partido pendiente de la segunda jornada de la fase de grupos.

El encuentro fue aplazado varias veces debido los problemas que tuvo el cuadro visitante para llegar a Brasil por la grave crisis económica, social y política que sufre Venezuela.

Rodriguinho, que hoy cumplió 31 años, fue el encargado de dar los tres puntos al conjunto de Belo Horizonte con un gol en el minuto 8, que vino precedido de una excelente asistencia con el hombro del veterano delantero Fred.

El equipo celeste fue de más a menos, se conformó con el solitario tanto del centrocampista y permitió a los venezolanos crecer durante la segunda mitad, que incluso pudieron empatar.

Jádson sentenció en el minuto 95 para tranquilizar una afición que sufrió más de lo previsto durante los últimos minutos.

Con esta victoria, el Cruzeiro es el líder destacado del grupo B con seis puntos; seguido del Emelec ecuatoriano, que suma dos; y Deportivo Lara y Huracán argentino, cada uno con un punto.

Desde el inicio, la consigna del equipo celeste fue clara: acoso y derribo hasta abrir la lata. Con esta idea, se fue para arriba con todo con objeto de tomar ventaja cuanto antes.

Y así ocurrió. La primera jugada de peligro acabó en el fondo de la red del arco defendido por Carlos Salazar.

Centro bombeado de Robinho a la corona del área y Fred, sin dejar la pelota caer, da un pase de calidad con el hombro para que Rodriguinho entre en el área, controle, resista la entrada por detrás del defensa y bata a placer al arquero.

Primer gol y objetivo conseguido en menos de diez minutos. Los brasileños pudieron sentenciar en la secuencia, pero el remate de primeras de Fred, omnipresente en el área rival, lo detuvo Salazar. Luego le anularían un gol por posición ilegal.

El Deportivo Lara se mantuvo atrás, intentando desactivar las acometidas de los laterales Egídio y Edilson, dos puñales por las bandas, y las apariciones por sorpresa de Rodriguinho, que buscó con inteligencia los espacios.

El balance ofensivo del cuadro venezolano durante el primer tiempo se resumió en las carreras al espacio de Lorenzo Frutos y un disparo lejano del argentino Gonzalo Di Renzo.

El equipo dirigido esta noche por el técnico auxiliar Sidnei Lobo, pues Mano Menezes cumplía sanción, se vio tan superior que se relajó y dio por bueno el 1-0.

Cambió el «acoso y derribo» por contragolpes esporádicos, si bien ninguno terminó en buen puerto. Tal fue el cambio de actitud que el Deportivo Lara acabó el primer asalto con el 51,4 % de la posesión.

En la reanudación, el público del Mineirao pidió una goleada a los suyos, pero fue el Lara el que creció más.

David Centeno tuvo el empate en sus botas en una jugada repleta de rechaces que por poco no acaba en gol.

Poco después Jorge Yriarte lo intentó de media distancia, obligando a Fabio a estirarse. También chutó desde fuera del área Di Renzo, pero su disparó se marchó fuera.

Esas ocasiones pusieron en alerta al Cruzeiro, que no terminaba de carburar, pues concentraba en exceso el juego por el centro. Fred gozó de algunas oportunidades más en la recta final, pero fue Jádson el que acertó en el minuto 95 para certificar la victoria basada en la ley del mínimo esfuerzo. EFE