El PSG aún busca 150 M€; las ventas son inevitables

La decisión del TAS de dar la razón al PSG en su recurso contra la reapertura del expediente sancionador de la UEFA por incumplimiento del fair play financierocierra un capítulo, pero no supone el final de los problemas del club parisino con el control económico. El caso sobre el que se decidió ayer tenía como objeto las cuentas del PSG hasta la temporada 2016-2017, por lo que los fichajes de Neymar, Mbappé e incluso el más reciente de Leandro Paredes siguen pendientes de examen.

Según publica hoy L’Équipe, el PSG aún se verá obligado a realizar un ajuste de 150 millones de euros en sus cuentas para equilibrarlas y evitar una nueva investigación de la UEFA. Las ventas, según recoge Footmercato, pueden ser inevitables si no se incrementan los ingresos por patrocinios de manera sustancial. Y estos también llevan tiempo bajo el escrutinio de la UEFA.

El PSG tendrá nuevo patrocinador a partir de la próxima temporada. El grupo hotelero Accor lucirá en la camiseta del club parisino a cambio de 50 millones de euros, aproximadamente el doble de lo que venía pagando la aerolínea Fly Emirates. Sin embargo, el acuerdo implica un nuevo riesgo potencial de controversia con la UEFA, ya que Qatar es accionista de un 10,44% de la firma hotelera a través de la Qatar Investment Authority.

En cualquier caso, la incorporación de Accor a su cartera de sponsors permitirá al PSG aumentar sus ingresos por patrocinios, que en la temporada 2017-2018 disminuyeron un 13% a pesar del tirón mediático del fichaje de Neymar. El PSG registró la campaña pasada unos ingresos por patrocinios de 94,1 millones de euros. En total, los ingresos del club parisino ascendieron a 540 millones de euros.

Iusport: la argucia legal que libra de sanción al PSG

El TAS admitió el recurso del PSG contra la decisión de la Instancia de Control Financiero de los Clubes (ICFC) de reabrir el expediente el 19 de septiembre de 2018,al considerar que no se había hecho en el plazo previsto por la normativa.

Según informa Iusport, ese «fuera de plazo» no es más que una «argucia procesal» a la que el TAS y la UEFA han recurrido para dejar sin sanción al club parisino, que decidieron dar carpetazo al expediente utilizando dos mecanismos; primero, declarando el asunto como secreto; y, luego, declarando que la reapertura del expediente se había ordenado fuera de plazo. 

Iusport señala que «una vez el asunto llega al TAS, resulta que a petición de las dos partes (de ahí la extrañeza añadida), UEFA y PSG, el alto tribunal declaró que el procedimiento se desarrollaría bajo el principio de confidencialidad, eufemismo que venía a excubrir un absoluto secretismo, algo impropio en este tribunal y sin precedentes».

«Pero faltaba una pieza del puzle. El argumento final para dar el carpetazo al asunto. Y apareció», informa Iusport, que publica que «el objetivo ya no era absolver o condenar al PSG, sino librarle directamente de una nueva investigación. Para eso acudió el club de París al TAS. O sea, impedir que se investigara de nuevo. Es decir, se trataba de dilucidar en el TAS, no si el PSG incumplió las reglas del Fair play financiero, sino si el acuerdo de la Cámara de adjudicación (segunda instancia) que ordenó reabrir el caso era conforme a derecho. Y para ello necesitaban dejar el camino sembrado. Esto ocurrió con un caso prácticamente idéntico, el delGalatasaray turco. En este caso, resuelto en febrero, el TAS declaró que el acuerdo de la Cámara de adjudicación se adoptó fuera de plazo, rehabilitando, en consecuencia, el fallo de la Cámara de investigación, que era favorable al club, en este caso el Galatasaray. El TAS preparaba así el terreno para archivar la causa contra el PSG».

Diario AS