Macará enciende el fútbol ecuatoriano, mientras Emelec continúa en tinieblas

Liga de Quito, recibe a Olmedo de Riobamba en un partido del “Torneo LigaPro Banco Pacífico”, que se juega en el estadio Rodrigo Paz Delgado, este sábado 09 de febrero de 2019. Cristina Vega / API

Macará encendió la esperanza con su clasificación a la siguiente fase de Copa Sudamericana que redondeó esta semana cortando el invicto por 3-0 a Liga de Quito, mientras Emelec continuó en tinieblas por su pálido empate en Libertadores, que repitió hoy ante Delfín en Ecuador.

Cuatro victorias al hilo sostienen la bandera de Macará en lo más alto de la ciudad andina de Ambato, en la que bailó el sábado por 3-0 sobre el campeón de Ecuador, Liga de Quito, que se guardó algunas figuras con las que derrotó por 2-0 al uruguayo Peñarol por la Libertadores el jueves pasado.

Los cómplices para el gran momento futbolístico de Macará son su técnico ecuatoriano Paul Vélez, el portero argentino Javier Burrai, el también argentino, el defensa Alejandro Manchot, el centrocampista uruguayo Mario Risotto y el delantero local Michael Estrada.

A ellos se suman el resto de la plantilla comprometida con el éxito del equipo.

Estrada vive el mejor romance con el gol, pues el pasado 28 de febrero anotó tres para la clasificación de Macará sobre el boliviano Guabirá, el domingo pasado marcó uno en el triunfo por 0-2 contra Olmedo y ayer anotó uno, con lo que completó cinco tantos en diez días.

Los otros dos goles ante Liga, los anotó Janner Corozo, para que su cuadro complete once puntos y sostenga a la mejor defensa del torneo, con solo un gol recibido en cinco partidos.

Emelec continúa en tinieblas tanto en el torneo local como en la Libertadores. Tras el pálido empate, sin goles, el viernes pasado ante el modesto Deportivo Lara, en Venezuela, también empató hoy, sin goles, en el torneo local ante Delfín.

El cetáceo acumuló diez puntos, al igual que Universidad Católica, Liga de Quito, y Deportivo Cuenca, que están a un punto del líder Macará, pero el Cuenca tiene un partido pendiente mañana, lunes, contra El Nacional.

Los rivales han logrado detectar con facilidad los circuitos del cuadro «eléctrico», como también le dicen a Emelec, y han logrado frenarlo y dejarlo sin opción para crear peligro en el arco contrario.

Por su parte, el atacante paraguayo Luis Amarilla anotó su quinto gol en el actual torneo para el triunfo por 1-2 de Universidad Católica sobre Barcelona, pues el primero fue del defensa colombiano Yuber Mosquera.

Barcelona recurrió a todos los recursos futbolísticos en su afán por empatar, pero apenas logró descontar a través del centrocampista Washington Vera.

Católica ascendió al segundo puesto de la tabla con 10 puntos, uno menos que el líder Macará, y Barcelona sumó la segunda derrota consecutiva.

Desde el pie del majestuoso Chimborazo, Olmedo llegó hasta Ambato y sopló como un «Ciclón» sobre Técnico Universitario, con un remate espectacular en los últimos diez minutos en los que Jhon Carabalí, William Cevallos y Marcos Romero sellaron por 0-3 el triunfo y metieron al cuadro en la puja por el primer puesto, con 9 puntos.

Al Independiente del Valle se le aguó la fiesta, pues el colista del torneo, América de Quito, se encerró bien y le arrebató el empate, sin goles, y obtuvo el primer punto en su retorno a la primera división tras 30 años en otras categorías.

Aucas tampoco pudo ante Mushuc Runa y cedió empate por 1-1, igual marcador se dio entre Guayaquil City y Fuerza Amarilla.

La jornada concluirá mañana, lunes, con el partido entre El Nacional y Deportivo Cuenca, que podría alcanzar el primer puesto, pues esta con 10 puntos. EFE