Ben Yedder y Sarabia meten al Sevilla en octavos

El Sevilla ganó 2-0 al Lazio con goles del francotunecino Wissam Ben Yedder y de Pablo Sarabia en un partido competido y con dos expulsados, uno por cada bando, con lo que el pentacampeón de la Liga Europa logró el pase a los octavos de final al superar su decimoctava eliminatoria seguida en el torneo.

El 1-0 de Ben Yedder a los 20 minutos, el gol número cien de su equipo en la Liga Europa, desde fases de grupo hasta la final, dio tranquilidad al Sevilla, que sufrió en el inicio del segundo tiempo al apretar el Lazio y ser expulsado en el minuto 60 Franco Vázquez, pero los italianos no atinaron y el que sí lo hizo, ya con su rival también con uno menos, fue Sarabia, que sentenció a doce del final.

En un duelo entre equipos que pasaban un mal momento y deseosos de resurgir, más aún al jugarse todo a una carta para seguir vivos en Europa, los técnicos del Sevilla, Pablo Machín, y del Lazio, Simone Inzaghi, sacaron sendos onces de garantías, pese a las bajas en ambos bandos, para buscar el éxito con el mismo sistema: 3-5-2.

En los españoles, muy irregulares en Liga, Roque Mesa suplió al sancionado Éver Banega, con el dúo Ben Yedder-André Silva en punta, mientras que Inzaghi, sin el exsevillista Luis Alberto, lesionado, hizo cinco cambios respecto a la ida y recuperó dos piezas básicas: el serbio Sergej Milinkovic-Savic y Ciro Immobile, su máximo goleador y también ex del Sevilla.

Los hispalenses, en los que Escudero se lesionó en el minuto 6 y fue sustituido por el holandés Promes, salieron con un punto más de intensidad que el cuadro lacial, muy receloso para evitar riesgos y que adoleció de mucha más profundidad para generar peligro.

En una primera mitad con mucho respeto entre ambos rivales y pocas ocasiones. Ben Yedder, el más activo y acertado del Sevilla, firmó el primer tiro a puerta a los 7 minutos. Aún más clara fue la opción que malogró en el 17 el bosnio Senad Lulic, solo ante el meta tras un grave fallo del argentino Gabriel Mercado, pero Tomas Vaclík salvó primero en su salida y luego Mercado.

El Lazio, aunque lo intentó Danilo Cataldi en una falta que se le fue alta, apenas llegaba en ataque en un periodo con poco ritmo, hasta que la movilidad y desequilibrio de Ben Yedder le dieron sus frutos al Sevilla a los 20 minutos, tras sortear a varios defensas.

El menudo delantero cedió el balón a Pablo Sarabia, que lanzó un fuerte zurdazo desde la frontal y, aunque el meta albanés Thomas Strakosha lo rechazó, Ben Yedder remachó al fondo de la red para lograr el 1-0 y ampliar la renta que ya tenía el Sevilla de la ida.

A los italianos, que, como antes, seguían necesitando dos goles para pasar la eliminatoria, no les quedaba otro que espabilar. Trataron de irse hacia adelante, pero sin demasiada verticalidad, con sólo dos intentos baldíos de Immobile y Milinkovic-Savic. Los locales tampoco acertaron al no llegar André Silva de cabeza a un centro del argentino Franco Vázquez y en un centrochut de Promes.

En la reanudación, el Lazio pareció salir a por todas. No le quedaba más remedio. Inzaghi metió pólvora con el argentino Tucu Correa, otro exsevillista, por Patric, un central, y después con el brasileño Rómulo por un cansado Milinkovic-Savic, se encomendó a un fútbol más rápido y directo y, por momentos, rozó el empate.

Antes, el luso André Silva también lo intentó con un tiro que desvió la zaga, pero más claras fueron las ocasiones en los diez primeros minutos de este tiempo de Cataldi, cuyo centro peligroso desvió el danés Simon Kjaer; y Acerbi, solo tras un pase a la espalda de la defensa local, pero Vaclik salvó con un paradón.

Para colmo de males para el Sevilla, a la hora de juego fue expulsado Franco Vázquez, lo que complicó mucho las cosas a su equipo, hasta el punto de que Rómulo pudo igualar en el 62, pero su remate lo sacó la zaga, y también Immobile en el 68, pero su globo, solo ante Vaclík tras un pase por alto de Caicedo, se fue fuera.

Los sevillistas, agobiados por momentos, sólo pudieron respirar cuando a los 71 minutos fue expulsado con roja directa el montenegrino Adam Marusic, lo que igualó las fuerzas.

A partir de ahí, los italianos bajaron los brazos y casi asumieron la derrota y la eliminación, sobre todo cuando Sarabia, tras un buen pase interior al área de Jesús Navas, marcó el 2-0 a doce minutos del final y sentenció el pase del Sevilla a octavos. EFE