Godín, baja en el Atlético y duda para el derbi por una elongación

El uruguayo Diego Godín, defensa del Atlético de Madrid, sufre una «elongación en la musculatura aductora del muslo derecho», según informó el parte médico, que no especifica periodo de baja del futbolista, aunque se perderá el partido del domingo con el Betis y es duda para el derbi con el Real Madrid.

Esos son los dos siguientes compromisos del conjunto rojiblanco, por ese orden, en los próximos doce días, el tiempo sobre el que oscilan generalmente la recuperación en este tipo de dolencias, que requieren de una a dos semanas para la puesta a punto. Sí estará listo para el encuentro de ida de los octavos de final de la Liga de Campeones contra el Juventus del próximo 20 de febrero.

Godín se lesionó en el primer tiempo del choque del pasado sábado contra el Getafe en el estadio Wanda Metropolitano. Fue sustituido al descanso por unas molestias musculares, el domingo no se entrenó al ritmo del grupo y este lunes fue sometido una resonancia que determinó que sufre «una elongación en la musculatura aductora».

«Queda pendiente de evolución», añade el parte médico sobre el central, cuya lesión reincide en la larga lista de bajas que ha soportado el Atlético en esta temporada, pero, sobre todo, en su defensa. En ese sentido, sólo ha dispuesto de todos sus jugadores en este curso en el primer partido: la Supercopa contra el Real Madrid.

En los 31 encuentros oficiales restantes ha sufrido al menos alguna baja y, en concreto en los dos últimos, sólo ha podido contar con trece jugadores del primer equipo, incluido los dos porteros, tanto contra el Huesca como el Getafe, ambos resueltos con triunfos, por 0-3 y por 2-0, respectivamente.

Godín ha jugado 24 de los 32 partidos del Atlético en esta campaña, 22 de ellos como titular, con un total de 3.014 minutos entre todas las competiciones este curso, tiempos añadidos incluidos, ha marcado dos goles y ha dado una asistencia. A lo largo de esta temporada se ha perdido siete encuentros por lesiones o molestias musculares. EFE