Mushuc Runa jugará Sudamericana ante Unión Española en estadio del Bellavista

Mushuc Runa, clasificado por Ecuador para la Copa Sudamericana, está sin opción de jugar en su estadio de la localidad de Echa Leche debido a su escasa capacidad, por lo que recibirá al club Unión Española, de Chile, en el «Bellavista» de Ambato el próximo abril.

«Siendo un estadio nuevo falta cumplir con ciertas exigencias, pues tiene capacidad para 6.000 aficionados y lo mínimo que permite la Confederación Sudamericana de Fútbol (CSF) es para 10.000», dijo hoy a Efe el presidente vitalicio del club, Luis Alfonso Chango.

El directivo precisó que el nuevo proyecto del club es ampliar la capacidad hasta llegar a los 25.000 espectadores en el nuevo estadio del Mushuc Runa, cuya localidad, Echa Leche, se encuentra a una altitud de 3.200 metros sobre el nivel del mar.

Según Chango, el estadio denominado cooperativa de ahorro y crédito «Mushuc Runa», fue construido e inaugurado en noviembre pasado con esfuerzo e inversión del club y de la comunidad de Echa Leche de forma exclusiva, pues no han contado con la ayuda del Gobierno o de otra autoridad.

Mushuc Runa debutará en un torneo internacional, tras ganarle al Aucas en una repesca local el billete a la Sudamericana, por lo que en marzo próximo se enfrentarán al cuadro chileno bajo la dirección del técnico local Giovanny Cumbicus, con el paraguayo Bernardo Medina en la portería y el defensa argentino Alejandro Rébola.

También contará con el centrocampista argentino Horacio Orzán y el delantero también argentino Esteban Rivas, comandados por el delantero brasileño naturalizado ecuatoriano Fabio Renato.

Chango aseguró que, tras alcanzar el ascenso a la primera división de Ecuador en diciembre pasado, se optó por ratificar al entrenador y prácticamente a toda la plantilla, a los que se sumaron Medina, Rébola, Orzán y varios jugadores ecuatorianos.

«Los partidos del campeonato ecuatoriano sí se disputarán en el estadio ‘Mushuc Runa’, pues estamos a punto de concluir la sala de prensa, que era la única exigencia mínima que nos faltaba cumplir», expresó. EFE