Mourinho saca pecho: «En el Madrid nos decían defensivos y ganamos la Liga de los Récords»

Mourinho ha hablado en beIN SPORTS, donde está comentando la Copa de Asia, y ha repasado varios puntos de su carrera, entre ellos su etapa como entrenador del Real Madrid.

La Liga de los Récords: «La gente a veces se olvida porque la Champions es algo global, pero ganamos la Copa y la Liga de los Récords, con 100 puntos. Para hacer 100 puntos hay que ganar muchos partidos e hicimos el récord de goles. Puedes contar una mentira mil veces, pero sigue siendo una mentira: en el Madrid nos llamaban defensivos, pero conseguimos la Liga de los Récords, llegamos a los 100 puntos y conseguimos el récord de goles en el fútbol español».

Su mejor equipo: «Tengo que decir el Inter. Siendo objetivo, ese equipo lo ganó todo del día uno hasta el final. Batió al mejor equipo del mundo, el Barcelona 3-1. Ganamos la Liga, ganamos la Copa, creo que es el mejor equipo.

Su paso por el Manchester United: «Considero uno de los mejores trabajos en mi vida haber acabado segundo con el United. Me dirán que estoy loco, ‘este tipo que ha ganado tantos títulos dice que su mejor trabajo es un segundo puesto’, pero detrás de las cámaras la gente no sabe lo que pasa».

Planes de futuro: «Quiero entrenar: soy joven, llevo muchos años en el fútbol pero soy muy joven, me voy a quedar en el lugar que me pertenece, pertenezco al nivel top del fútbol y ahí voy a estar».

Si se equivocó con Salah: «Muchas cosas de las que se han dicho no son verdad. Me quieren llamar el entrenador que vendió a Salah y en realidad soy el entrenador que le compró. Era un niño que jugaba en el Basilea, yo analicé al equipo y me enamoré. Le compré, empujé al club para ficharle. Teníamos jóvenes muy top, pero les dije que le fichasen. Era más un extremo que el jugador que es ahora, vale. Era un niño perdido en Londres, queríamos trabajar con él para ser mejor y mejor, pero tenía la idea de que quería jugar, fue a un equipo como la Fiorentina, en el que podía aprender, y decidimos que fuera cedido allí. Pero no tomé la decisión de venderle y sí la de comprarle».

Drogba: «Era muy leal, nunca se olvidé de que le fiché para la Premier. Abramovich me decía ‘podemos traer a un nueve top, ¿a quién quieres?», y le dije ‘a Drogba’. Él no sabía dónde jugaba ni quién era y yo le decía ‘paga y no me preguntes’. Se convirtió en un ídolo. Cuando estaba en el Madrid, me enfrenté al Galatasaray de Drogba y casi nos mata. Cuando volví al Chelsea, le llamé y le dije ‘ya no eres el número uno, pero te necesito para ayudarme’, y vino y lo hizo de diez. Su carrera es un ejemplo».

Diario AS