El Real Madrid se reencontrará con una pesadilla copera

Casi un año después de que el Leganés apease al Real Madrid en los cuartos de final de la Copa del Rey, en la que fue una de las mayores sorpresas del fútbol español el pasado curso, ambos conjuntos volverán a verse las caras en dicha competición.

Mismos contendientes aunque en distintas circunstancias pues esta vez será en la ronda de octavos y la ida se disputará en el estadio Santiago Bernabéu y no en Butarque. Todo ello no borrará el sentimiento de revancha que reina en el madridismo tras una eliminatoria que levantó ampollas.

En aquella ocasión el conjunto blanco afrontaba el cruce en un momento complicado, ya que era el cuarto clasificado en la liga y a más de quince puntos de un Barcelona que ya lideraba la tabla. Sin apenas opciones de conquistar el título, el torneo copero parecía una buena forma de apaciguar los ánimos.

Por ello, el triunfo de la ida resultó balsámico pese a las dificultades para conseguirlo. En un duelo poco vistoso los hombres de Zinedine Zidane consiguieron imponerse por 0-1 gracias al tanto de Marco Asensio en los instantes finales.

Quedaba sin embargo cerrar el pase en el choque de vuelta que el Real Madrid debía afrontar en casa. Entre medias los blancos sellaron un contundente y convincente triunfo ante el Deportivo de La Coruña (7-1).

Sin nada que perder, encaró el duelo el Leganés con la posibilidad de alcanzar por primera vez en su historia las semifinales de la Copa del Rey y después de meter miedo en los instantes iniciales logró ponerse por delante gracias a un gol de Javier Eraso.

Karim Benzema, en el arranque de la segunda mitad, logró el empate rebajando el nivel de tensión, pero, poco después, el brasileño Gabriel Pires hizo el 1-2. A partir de ahí, lo intentó el Real Madrid en numerosas ocasiones pero su falta de acierto y un inspirado Nereo Champagne terminaron por desquiciar al equipo.

Pese a que meses más tarde acabaría conquistando la Liga de Campeones y salvando así la temporada, el técnico francés Zinedine Zidane no pasó por alto aquella nefasta jornada en su despedida del club: «Mi peor momento en el banquillo fue perder contra el Leganés la vuelta de Copa en el Bernabéu. Me quedé muy tocado», afirmó.

Con una plantilla muy retocada y el cambio en la dirección de Mauricio Pellegrino por Asier Garitano, el cuadro leganense vuelve a suponer una amenaza aunque los precedentes hablen de que en los nueve enfrentamientos entre ambos, ocho se saldaron con triunfo merengue. Eso sí, el único a su favor aún lo recuerdan todos los que ese día estaban en el campo. EFE