El Madrid, a cero en casa en Europa 45 partidos después

El Real Madrid se quedó sin marcar en el Bernabéu y cortó así una racha de 44 partidos consecutivos viendo puerta en su estadio en partido de Champions League. El último rival que dejó a los blancos antes del conjunto ruso sin anotar en casa fue el Barcelona de Guardiola, en aquella semifinal de Champions en la que se impusieron por 0-2 en la ida disputada en el Bernabéu ante el equipo de Mourinho.

Leo Messi fue el encargado de anotar los dos goles del partido. Un triunfo con polémica tras la famosa expulsión de Pepe. Aquella derrota fue en la temporada 2010-2011, pero desde entonces los blancos habían marcado siempre ante su afición hasta la noche de ayer.

Desde entonces, el Madrid había logrado marcar 127 goles en esos 44 partidos, con una media de 2,9 goles por partido en su estadio. Ayer, ante el CSKA de Moscú, la racha terminó al encajar tres goles y dejar a los blancos sin ningún gol a favor

Diario MARCA