¡La cuarta fue la vencida! De la mano de Patón Bauza, Rosario Central gana la final de la Copa Argentina a Gimnasia La Plata.

Y finalmente se le dio: ¡Rosario Central es el nuevo campeón de la Copa Argentina! Luego de empatar 1-1 en los 90 minutos ante Gimnasia de La Plata, desde el punto penal el Canalla logró cortar una racha de 23 años sin títulos.

Desde los minutos iniciales el Lobo fue quien manejó la pelota, pero sin generar peligro al conjunto de Bauza. Solo un buen remate de Ayala que pasó cerca del arco de Ledesma tuvo riesgo.

Pero Central fue quien primero golpeó. Rondando los 19 minutos de juego, apareció el goleador Fernando Zampedri en la primera jugada ofensiva para el Canalla. El Toro previo al gol lo tuvo de chilena, pero estrelló la pelota contra el palo y en el rebote, y entre un tumulto de futbolistas, empujó con fuerza la pelota para el 1-0 del Canalla.

La alegría de Central duró hasta los primeros minutos del complemento, cuando el equipo platense consiguió el empate a través de Lorenzo Faravelli. 1-1 quedaron las cosas en Mendoza, resultado que se extendería hasta el minuto 90, por lo que el partido se definió desde los penales.

En los doce pasos, el Canalla fue superior, convirtiendo cuatro penales (Ortigoza, Rube, Parot y Caruzzo), mientras el Lobo erró los dos primeros y anotó el tercero. De esta forma, quedó decretado que Rosario Central es el campeón de la Copa Argentina, campeonato que se le negó en 3 finales, y que por fin logró conseguir.