FIFPro pide reunión urgente a la FIFA tras castigo «injusto» a Paolo Guerrero

La Federación Internacional de Futbolistas Profesionales (FIFPro) solicitó una reunión de urgencia a la FIFA tras considerar»desproporcionado e injusto» el castigo del Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) al delantero peruano Paolo Guerrero, que lo dejará sin participar en el Mundial de Rusia 2018.

«FIFPro llama a una reunión urgente con la FIFA luego de que el futbolista Paolo Guerrero fuera suspendido por 14 meses por ingerir accidentalmente una sustancia prohibida, lo que le impedirá representar a Perú en la Copa del Mundo», indicó el organismo en un comunicado publicado hoy en su página web oficial.

Agregó que «considera que la prohibición es injusta y desproporcionada, y el último ejemplo de un Código Mundial Antidopaje que con demasiada frecuencia conduce a sanciones inapropiadas, especialmente cuando se ha establecido que no hubo intención de hacer trampa».

«Tanto la FIFA como el Tribunal de Arbitraje Deportivo acordaron que Guerrero no ingirió a sabiendas la sustancia y que no hubo ningún efecto de mejora del rendimiento. Por lo tanto, desafía el sentido común de que se le imponga un castigo que es tan dañino para su carrera», remarcó.

Sostuvo, además, que el código de la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) «se ha impuesto y actualizado sin consultar a los futbolistas y sus representantes».

El gremio internacional de futbolistas enfatizó que «a la luz de este caso y otras decisiones recientes, FIFPro está solicitando a FIFA y otras partes interesadas en el fútbol que revisen inmediatamente cómo cambiar las reglas antidopaje en el fútbol».

Concluyó que esto se debe hacer «para que sirvan a los mejores intereses del juego y protejan los derechos fundamentales de los jugadores».

El TAS publicó este lunes una resolución en la que impuso a Guerrero una sanción de 14 meses por dopaje, lo que deja al delantero sin posibilidad de llegar a la Copa del Mundo, a la que Perú se clasificó después de 36 años.

El castigo es por haberle encontrado benzoilecgonina, principal metabolito de la coca y sus derivados, en un control antidopaje realizado tras el partido jugado por Perú contra Argentina en La Bombonera de Buenos Aires el 5 de octubre de 2017.

Inicialmente, la FIFA sancionó al jugador con un año de suspensión, pero después el comité de apelaciones del organismo internacional la rebajó a seis meses, al considerar que el futbolista no consumió cocaína, sino que la sustancia provenía de una infusión que contenía restos de mate de hojas de coca.

Sin embargo, el TAS recogió este lunes parcialmente la apelación hecha por la Agencia Mundial Antidopaje (AMA), que pedía una sanción de entre uno y dos años, para finalmente darle 14 meses, que terminará de cumplir el 13 de enero de 2019.

El tribunal deportivo argumentó que ha quedado demostrado que el jugador incumplió la normativa antidopaje y pese a «no pretender mejorar su rendimiento con la ingesta de una sustancia prohibida, actuó de manera negligente, ya que podía haber adoptado medidas para prevenir la comisión de una infracción de dopaje».

Tras conocer la decisión, Guerrero se dirigió en un vídeo a «las personas que contribuyeron a esta vergonzosa injusticia» para decirles que le están «robando» su participación en el Mundial y probablemente también su carrera profesional.

El futbolista del Flamengo de Brasil, quien es esperado hoy en Lima, declaró que «lo que no se comprueba» es cómo ha podido incrementarse su sanción «sin justificación o algún argumento».

«No he consumido ningún tipo de droga o sustancia prohibida, jamás he tenido la voluntad de hacerlo porque nunca me ha llamado la atención y siempre he sido profesional», remarcó.

La Federación Peruana de Fútbol (FPF) también lamentó «profundamente» el castigo impuesto a Guerrero y defendió la «conducta ejemplar» del capitán y máximo goleador histórico de la Blanquirroja, con 32 tantos. EFE