¡Dembélé le dio el triunfo al FCBarcelona en la última jugada!

La derrota del líder Atlético de Madrid en Sevilla le dejó abierta la puerta al Barcelona para, de ganarle al Valladolid , ponerse a un punto de los Colchoneros de cara al sprint final en la pelea por el título de La Liga, algo impensado hace apenas unas fechas atrás pero posible en la actualidad tras el bajón de los de Simeone.

Pero claro, para quedar a tiro del Atleti, el Barça necesitaba un triunfo este lunes ante los dirigidos por Sergio González, que se plantaron y dieron pelea en el Camp Nou. Defensa ordenada y salida rápida de contra, la receta de los pucelanos. Con esa fórmula complicaron en el primer tiempo y hasta tuvieron una clarísima en la cabeza de Kodro, que reventó el travesaño.

Por su parte, los de Ronald Koeman tuvieron la paciencia de siempre, buscaron los espacios y trataron de involucrar a Messi y a Griezmann en el circuito ofensivo, aunque no llegaban con peligro al arco de Masip, que tuvo una sola salvada, clave, sobre el final de la etapa tras un buen tiro de Pedri que, tras el desvío del arquero, dio en el palo. Esa fue la más clara para los culés.

Ya comenzada la segunda etapa, la dinámica fue la misma y el que tuvo la primera chance fue, otra vez, la visita. El uruguayo Lucas Olaza ingresó al área con pelota dominada, se acomodó y sacó un fuerte zurdazo que se fue apenas afuera, tocando la red por el lado externo. El cuadro catalán por momentos abusaba del toque intrascendente y sin profundizar, confundiendo paciencia con falta de urgencia.

Koeman mandó a la cancha a Braithwaite, Trincao, Moriba y Riqui Puig, pero ni así Barcelona fue más incisivo en ataque. Recién cuando el rival se quedó con un hombre menos por la discutida roja a Oscar Plano el Barça hizo pesar su favoritismo y, de a poco, arrinconó al Valladolid. El gol casi llega en un mano a mano de Dembélé que sacó muy bien Masip y lo volvió a perder Griezmann, quien capturó el rebote pero su cabezazo se fue pegado al palo.

Sobre el cierre, y cuando parecía que los catalanes dejaban pasar el tren, Ousmane Dembélé se vistió de salvador y, de zurda, mandó a la red una pelota perdida tras un centro desde la derecha que no pudo rechazar la defensa visitante.

Así, Barcelona se alzó con la victoria y se ubica como escolta apenas un punto por debajo del Atlético, líder con 66 unidades. Al Barça ahora se le viene nada menos que el Clásico ante el Real Madrid, tercero con 63 puntos. La Liga arde. (D)

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba