De uno a diez años contemplan las penas por afectación a servicios públicos, daños al bien ajeno, entre otras figuras penales que se van configurando en medio de protestas

Transcurridas casi dos semanas de movilizaciones convocadas por la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie) en demanda de acciones concretas del Gobierno para afrontar la compleja situación económica del país, la tónica de las jornadas de protesta ha pasado de pacífica a violenta en algunas provincias.

La calentura en carreteras y calles aumenta, y no solo por el bloqueo del transporte terrestre con quema de llantas, palos y troncos o la colocación de montículos de piedras y tierra en ciertas rutas.

El comandante general de la Policía Nacional, Fausto Salinas, informó que durante diez días de las manifestaciones han sido detenidas 106 personas. Las causas: tenencia de armas de fuego, ataques a servidores policiales, bloqueo de servicios públicos, entre otros delitos.

Lo ocurrido en Puyo, capital de la provincia amazónica de Pastaza, es el más reciente ejemplo de esa mutación en el ánimo de las protestas. El saldo de los incidentes entre manifestantes y las fuerzas del orden: 18 vehículos incinerados, 6 policías heridos, y algunos retenidos que luego, tras reuniones, fueron liberados. También en estos días de ha contaminado agua y se ha tomado una subestación en Tungurahua.

Fuente El Universo

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba