Política

Daniel Mendoza acusa a Eliseo Azuero de recibir coimas

El ex legislador Eliseo Azuero habría recibido coimas por la fiscalización al hospital de Bahía de Caráquez y a la construcción fallida de la casa de salud en Pedernales, aseguró el exasambleísta Daniel Mendoza, quien denunció presiones de Azuero para el apoyo de su bloque en la Asamblea, a cambio de efectivizar el dinero.

Cerca de tres horas permaneció el exasambleísta Daniel Mendoza en la Fiscalía en el norte de Quito.  Él es uno de los procesados por el delito de delincuencia organizada en la fallida construcción del hospital de Pedernales.

Fue la tercera ampliación de la versión de Mendoza ante el fiscal Xavier Rosero. Reveló que Eliseo Azuero, prófugo de la justicia, habría recibido coimas por la fiscalización del hospital de Bahía de Caráquez y por el contrato de la construcción del hospital de Pedernales, ambos en la provincia de Manabí.

El primer acercamiento entre Mendoza y Azuero fue a través de Franklin Calderón, quien por medio de su asesor, Jean Carlos Benavides, le solicitó ayuda para que René Tamayo, director del Servicio de Contratación de Obras, calificara la adjudicación para la fiscalización de Bahía de Caráquez.

“La propuesta del ingeniero Calderón incluía un monto de dinero que no recuerdo con exactitud si era $ 300.000 o $ 350.000 y que Franklin Calderón propuso se le ofreciera una parte para Eliseo Azuero y otra parte para el movimiento político Mejor, del cual Jean Carlos Benavides es secretario ejecutivo y yo soy miembro, dijo Mendoza.

Aseguró que Azuero aceptó la oferta de recursos y que para ello se comunicó con el legislador de Sucumbíos la mayoría de veces de manera personal, por vía telefónica y a través del sistema Signal.

“El Secob era una institución de ámbito nacional con obras en todo el país. Esta institución fue entregada a Eliseo Azuero en representación de su bancada BADI”, aseguró Mendoza.

Relató además que Franklin Calderón, el director del Secob, René Tamayo; el subdirector Jorge Jalil y Eliseo Azuero llevaron adelante la contratación del hospital de Pedernales y que él recomendó a una persona para la gerencia de BanEcuador en Manabí, pero que cuando Azuero se enteró empezaron las presiones.

“Me solicitó ayuda para poder efectivizar lo que el contratista le estaba entregando por concepto de pago de coima para él y los integrantes de su bancada legislativa, aclarando que él utilizaba a Jorge Jalil y otras personas para cumplir con esas entregas de dinero a sus colegas de bancada”, afirmó.

Puntualizó además que “en esas fechas se estaba tratando un proyecto de ley económica urgente que estaba a mi cargo e intentaba presionarme para que lo ayude con la efectivización de dicho cheque o él y sus compañeros de bancada no votarían a favor del proyecto de ley.”

Acotó que le ayudó a través del asesor de su despacho Jean Carlos Benavides  y que “no tuvieron problemas en efectivizar por un primer momento $ 360.000 para cumplir con el pago a Eliseo Azuero y sus compañeros de bancada.”

Mendoza puntualizó que en dos ocasiones grabó las conversaciones en la casa de Azuero, que esas pruebas constan dentro del expediente y que en una  de ellas mencionan el destino de los dineros.

“Yo busqué que Eliseo (Azuero) para que me diga a cuáles asambleístas, aparte de él, había entregado dinero y cómo lo había hecho. Debo mencionar que un segundo monto de $ 185.000 sale de un depósito que Franklin Calderón hizo por $ 400.000 en su cuenta de la Cooperativa de Comercio. Desconozco si Franklin Calderón hizo más transferencias de dinero con el restante que se encontraba en dicha cuenta”, manifestó.

Agregó que se comprometió para ayudar a Azuero “en la efectivización de diez cheques de $ 40.000 cada uno, de los cuales entiendo solamente dos fueron efectivizados.

Mendoza, Eliseo Azuero, René Tamayo y 16 personas más son procesados por la Fiscalía dentro la investigación por varios delitos.

Benavides: entregué el dinero a Azuero

Por su parte, Benavides afirmó que efectivizó cheques por pedido del exasambleísta y que ese dinero fue entregado en la casa de Quito del ex parlamentario Eliseo Azuero.

Benavides, quien es representante legal del movimiento Mejor, presidido por Mendoza quien está recluido en la cárcel 4 de Quito, contó en su versión telemática ante la Fiscalía, que ayudó a efectivizar cheques  del consorcio Pedernales en BanEcuador y que un día antes de su detención, el 13 de mayo, viajó a Manta y pidió ayuda a personas conocidas para poder cobrarlos.

“A Miguel Ganchozo, mi vecino y amigo, le pedí que me hiciera el favor de darme cobrando un cheque de $ 40.000, yo tenía $ 400.000 divididos en 10 cheques”, afirmó.

Contó que antes ya había utilizado ese mecanismo con su vecino, a quien le había pedido el mismo favor a cambio de regalarle $ 100.

“En total en mi poder tenía 10 cheques de $ 40.000, de los cuales dos cobró Miguel Ganchozo; dos me incautaron el día de mi detención y seis cheques quedaron a mi recaudo y fueron entregados a Fiscalía. Esos cheques eran del Consorcio Pedernales y me los hizo llegar el señor Franklin Calderón a Daniel y a mí para que se puedan cobrar en BanEcuador, ya que su gerente Galo Fernández era cuota política nuestra”, relató.

En su comparecencia confirmó que conoció al exdirector del Secob, René Tamayo. “En una reunión en el parqueadero de la Asamblea, en diciembre del 2019, Daniel Mendoza y Eliseo Azuero me lo presentaron. Que era el nuevo Director Nacional del Secob y es la misma persona a quien, aproximadamente en el mismo mes de diciembre, le entregué $ 150.000 para Eliseo Azuero, que le mandaba Franklin Calderón por la fiscalización del  hospital de Bahía de Caráquez. Entregué en el Valle de Los Chillos en la urbanización donde vive Eliseo Azuero”, aclaró.

Fuente: EL TELÉGRAFO 

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar