Cuidado con el stalkerware, una de las formas más comunes de ciberacoso

Con el desarrollo de las nuevas tecnologías, los acosadores tienen cada vez más herramientas para violentar la privacidad de sus víctimas. Un reciente estudio publicado por la firma de seguridad informática Kaspersky Lab, revela que el stalkerware se ha convertido en una de las formas más comunes de ciberacoso.

También conocido como el virus del acosador, el stalkerware se caracteriza por ser un archivo, o programa, que le permite al atacante monitorear las actividades que su víctima realiza en un teléfono móvil, tablet o computador. Ejemplo de esto es conocer la ubicación en tiempo real, leer mensajes, escuchar llamadas telefónicas y hasta activar las cámaras y micrófonos del dispositivo infectado. Una clara violación al derecho fundamental de la privacidad.

Lo que llama la atención del stalkerware, y de allí la preocupación que enciende alarmas, es que no hace falta ser un ávido conocedor de sistemas informáticos para dirigir esta amenaza. Según lo explicado por Carolina Mojica, quien es una de las expertas de Kaspersky Lab, basta que el atacante acceda físicamente al dispositivo de su víctima, ingrese a la tienda de aplicaciones y descargue el software espía. Una maniobra que puede realizarse en cuestión de minutos, y de forma desapercibida, pues estas aplicaciones (una vez instaladas) suelen esconderse para que las víctimas no se enteren de su existencia.

Mojica detalla que estas apps continúan vigentes en las tiendas de aplicaciones porque suelen venderse como herramientas de control parental, por lo que aunque sus usos malintencionados incurran en acciones ilegales, estas se siguen distribuyendo sin mayores problemas.

“La víctima ignora por completo que está siendo espiada. Desde Kaspersky creemos que el stalkerware es un problema que no debe ser visto sólo desde una mirada técnica, sino como una forma más de abuso. Está demostrado que este software está asociado con casos de maltrato sicológico y también es considerado como otra forma de violencia, pues los acosadores se basan en estas herramientas para tener el control de las víctimas”, precisa la gerente de productos de consumo para México en Kaspersky, Judith Tapia.

Esta directiva también menciona que en muchos países el stalkerware se encuentra en un vacío legal, a pesar de que es una práctica contraria a la ética y al derecho a la intimidad de las personas. Es por esto que invita a los gobiernos y a las organizaciones especializadas en violencia doméstica, a tomar conciencia y acciones sobre este problema.

 

Fuente: elespectador.com

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba