Política

Cuatro politólogos analizan la primera jornada del Debate Presidencial 2021

La noche del sábado 9 de enero del 2021 se inició en la Casa de la Cultura Ecuatoriana (Quito) el Debate Presidencial 2021, organizado por EL COMERCIO, Televicentro, y las emisoras Radio Quito y Platinum.

14 de los 16 candidatos confirmaron su participación y en esta primera jornada intervinieron siete presidenciables: Guillermo Lasso, Ximena Peña, Paúl Carrasco, Giovanny Andrade, Carlos Sagñay, Gustavo Larrea e Isidro Romero.

El debate arrancó a las 20:00. Durante esta, los candidatos explicaron sus propuestas en las siguientes temáticas: Salud y pandemia; Economía y empleo; Seguridad; y Corrupción. Además, tuvieron tiempo para una intervención final.

Cuatro politólogos analizaron la participación de los postulantes. Ellos coinciden en que ese espacio fue necesario para proporcionar a los ecuatorianos una explicación detallada de las propuestas de cada candidato.

El politólogo José Luis Fuentes cree que se cumplió un objetivo: que los postulantes se pongan en contacto con los electores. No obstante, afirmó que «muchos temas que demandaban una mayor explicación» quedaron sin ser rebatidos.

«Faltó el cómo lo va a concretar, en casi todos los casos quedó solamente en la simple propuesta sin que se reciba un cuestionamiento o la explicación, que es lo que le interesa al ecuatoriano escuchar».

El experto político, Pablo Pardo, detalló que hubo propuestas inconstitucionales y alejadas de la realidad. «Otros planteamientos se dieron mediante una explicación vaga y en un contexto en el que no hubo un fundamento jurídico o constitucional».

Por ello, dijo, consideró que los candidatos perdieron «una enorme oportunidad» para mostrar sus ideas, aun cuando hay una campaña política diferente ante la presencia del covid-19. «Faltó la confrontación de ideas».

Para Miguel Macías Cargminiani no hubo planteamientos concretos en temas vitales como economía y salud. «Se tocaron temas, pero no hubo réplicas ni contra réplicas, solo expusieron sus opiniones y criterios, por tanto, no hubo la explicación de cómo harán todo lo que prometen».

La politóloga Rebeca Morla aseguró que los aspirantes a Carondelet se limitaron a lanzar ideas o promesas que creen que los votantes quieren escuchar, sin explicar de qué manera van a llevarlas a cabo.

«En general, todos los candidatos no salieron de su zona de confort, y en definitiva no cumplieron con el objetivo del debate, que era esclarecer un poco las dudas y convencer a ese 50% del electorado que aún no sabe por quién votar».

Fuente: EL COMERCIO 

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba