Cuatro aspectos marcan la transición entre el gobierno de Lenín Moreno y el equipo de Guillermo Lasso

Las reuniones de mesas técnicas entre equipos ministeriales entrantes y salientes, la demorada entrega -según el presidente electo, Guillermo Lasso- de información sobre, principalmente, el proceso de vacunación contra la COVID-19, el nombramiento de ministros y diálogos con la sociedad civil a nivel nacional, y los acercamientos internacionales del nuevo presidente marcan el proceso de transición gubernamental con el saliente Lenín Moreno.

En esta semana, las reuniones de las mesas técnicas se intensificaron entre los equipos salientes y entrantes de ministerios, secretarías y agencias estatales.

Juan Carlos Holguín, Iván Correa, Simón Cueva Armijos y Carlos Cueva González están enfocados de lleno en el proceso que deberá culminar o avanzar en lo máximo posible hasta el próximo 24 de mayo que es el día de la posesión.

Esto mientras hasta la semana pasada, el mismo presidente entrante, Guillermo Lasso, ratificaba lo que una semana atrás (una semana después de iniciado el proceso de transición) confirmaba Juan Carlos Holguín: aún no recibían la información sobre el proceso de vacunación contra la COVID-19 en el país.

La última preocupación de Lasso al respecto fue sobre la negociación de los 20 millones de dosis anunciadas por el presidente saliente, Lenín Moreno. El mandatario electo señaló que habrá que ver si el pago será efectivo, porque si no hay pago, la llegada de las vacunas aún es incierta.

De este tema en específico está encargado el vicepresidente entrante, Alfredo Borrero, que mantuvo una primera reunión con su par, María Alejandra Muñoz, el mismo día que Lasso y Moreno iniciaron la transición. Allí, la Vicepresidencia detalló cuántas dosis y con qué farmacéuticas estaban negociados los 20 millones de vacunas.

En paralelo a estas gestiones y declaraciones, el presidente electo ha realizado acciones a nivel nacional y a nivel internacional. En lo nacional, ha tenido acercamientos con gremios y organizaciones de la sociedad civil para escuchar sus demandas en diferentes ámbitos.

Uno de los últimos actos fue dirigir unas palabras a la Central Unitaria de Trabajadores (CUT) por el Día Internacional del Trabajo. Allí, Lasso ratificó el incremento del salario básico unificado a $ 500, a lo largo de sus cuatro años de gobierno, y también aseguró que no hará cambios al Código del Trabajo y no atentará contra los derechos de los trabajadores.

Además, el nombramiento de parte de su gabinete, empezando por el área social que estará liderada por Mae Montaño, asambleísta que se desvinculó de CREO, en el periodo legislativo 2017-2021 que termina.

En lo internacional, la primera actividad de Lasso fue un viaje urgente a Colombia para reunirse con el presidente de ese país, Iván Duque, e impulsar el ingreso de Ecuador, como miembro pleno, a la Alianza del Pacífico, aprovechando las gestiones de Duque, al ostentar la presidencia pro tempore del organismo, durante este año.

El otro acercamiento internacional de Lasso ha sido con países de la región y otros del mundo para la obtención más rápida de las dosis de vacunas contra la COVID-19. Su gobierno tiene el objetivo de inocular 9 millones de dosis en los primeros cien días.

El gobierno saliente ha informado que, en el área de derechos humanos, la secretaria de Derechos Humanos, Cecilia Chacón Castillo, se reunió con Bernarda Ordóñez, designada por el presidente electo para esta cartera de Estado, con el fin de iniciar el proceso de transición y que, en el encuentro, se entregó de forma física y virtual un informe de más de 140 páginas sobre la gestión institucional.

En riesgos, el director general del Servicio Nacional de Gestión de Riesgos y Emergencias (SNGRE), Rommel Salazar, también se reunió con los representantes del presidente electo, Guillermo Lasso, y dijo que lo importante será garantizar la continuidad institucional de proyectos estratégicos, contratos y el fortalecimiento de sistemas de prevención y atención ante desastres naturales.

“Precautelar la vida de los ciudadanos es el principal objetivo del Gobierno nacional y, por ello, se han invertido 30 millones de dólares para fortalecer el Sistema Nacional de Alerta Temprana (SAT)”, señaló Salazar. (I)

Fuente: El Universo

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba