Salud

Cuáles son los tratamientos para curar el labio leporino

El labio leporino es una afección médica que consiste en una malformación del labio que genera una apariencia facial anormal. Además, es un inconveniente al momento de hablar, comer, y escuchar, influyendo negativamente en la vida del individuo.

Según Mayo Clinic, el tratamiento para el labio leporino busca corregir el problema para mejorar la capacidad del paciente para comer, hablar y escuchar normalmente, y también para darle a la persona afectada una apariencia facial que lo haga sentir bien consigo mismo. En este sentido, se realizan tratamientos como los siguientes.

Cirugía

La cirugía para curar el labio leporino se basa en la situación particular de cada paciente. Esta se suele realizar dentro de un hospital y bajo anestesia general, por lo que la persona no sentirá dolor ni estará despierta en el transcurso de la operación.

Durante la cirugía se pueden realizar diversos procedimientos y técnicas de cirugía para reparar el labio leporino y también el paladar hendido, reconstruir las áreas afectadas y para prevenir o tratar complicaciones relacionadas.

Reparación del labio leporino

El cirujano realiza incisiones en ambos lados de la hendidura del labio, y forma colgajos del tejido. Estos colgajos se cosen juntos, y son incluidos en los músculos de los labios.

Esta reparación debe crear un aspecto, estructura y funciones más normales para esa área. Si es necesario, en este mismo momento se hará la reparación nasal inicial.

Reparación del paladar hendido

El cirujano realiza incisiones en ambos extremos de la hendidura para volver a colocar el tejido y los músculos en el lugar correspondiente. Después de esto se cierra la reparación.

La separación y reconstrucción del paladar (paladar duro y blando) es un fin que admite distintos procedimientos dependiendo de la situación del paciente, siendo la anterior solo una de esas maneras.

Cirugía del tubo de ventilación del oído

Los niños con paladar hendido pueden recibir tubos de ventilación en ambos oídos para reducir el riesgo de líquido crónico en los oídos, líquido que puede conducir a una pérdida auditiva.

La cirugía para colocar estos tubos de ventilación consiste en colocar en el tímpano pequeños tubos en forma de bobina para crear una abertura que evite la acumulación de líquido en esos orificios.

Cirugía reconstructiva

Además de lo anterior, la cirugía para tratar el labio leporino puede complementarse con cirugías adicionales que ayuden a mejorar el aspecto de la boca, los labios, y la nariz.

A grandes rasgos, la cirugía para el labio leporino puede mejorar significativamente la calidad de vida del paciente, así como su capacidad de comer, hablar y respirar. Entre los posibles riesgos asociados a ella se encuentran:

  • Sangrado
  • Infección
  • Curación deficiente
  • Ensanchamiento o elevación de las cicatrices
  • El labio leporino es una de esas enfermedades que pueden corregirse y solucionarse de haber un diagnóstico inmediato que dé lugar a una respuesta oportuna. Esto aumentará las probabilidades de que la cirugía sea exitosa para los pacientes.

 

Fuente: eldiariony.com

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba