COVID-19: cómo los hoteles de Berlín sobreviven al confinamiento

Por estos días, los hoteles de Berlín están desiertos: no hay visitantes, ni valijas en la puerta, ni suenan los teléfonos continuamente, como era usual. Ese es el caso del Novotel, de 274 plazas, donde solo permanece una empleada en la recepción, detrás de una lámina de acrílico. «Al comienzo era extraño”, dice a DW Sebastian Loelf, director del Novotel, «todo estaba tan silencioso”. Solo hay algunos huéspedes, gente de negocios que todavía viaja durante la pandemia.

Graves pérdidas en el rubro hotelero

Sebastian Loelf no quiere decir exactamente cuál es el porcentaje de plazas desocupadas en el hotel en la crisis del coronavirus. Pero, en general, la situación no debería ser muy distinta de la que se observa en otros hoteles de Berlín. De acuerdo con la Asociación de Hoteles y Restaurantes de Alemania, el sector sufrió masivas pérdidas. Las ventas por habitación -un factor significativo en la industria hotelera- cayó en casi un 80% desde el inicio de la pandemia, en marzo de 2020, hasta fines de ese año.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba