Corte Nacional se suma al pedido de seguridad para los funcionarios judiciales que trabajan en todo el país

El asesinato a manos de sicarios en Guayaquil del fiscal Édgar Edmundo Escobar, de la Unidad de Personas y Garantías del Guayas, ocurrido la mañana de este lunes, continúa generando reacciones en el sistema de justicia. El hecho se registró en los exteriores del edificio de la Fiscalía General del Estado ubicado en el centro de Guayaquil.

La Corte Nacional de Justicia (CNJ), máximo órgano de justicia ordinaria del país, no solo se solidarizó y condenó la muerte violenta del fiscal Escobar, sino que también hizo un llamado a las autoridades competentes a tomar acciones y brindar las garantías necesarias a los servidores judiciales, para que así puedan cumplir con su trabajo como lo demanda la ciudadanía, pero con la seguridad de que sus vidas no están en peligro.

“Jueces, fiscales y demás funcionarios judiciales aportamos desde cada uno de nuestros espacios a la lucha contra la delincuencia y el crimen organizado, así como el cumplimiento de la ley en sujeción a los derechos y garantías establecidas en la Constitución; sin embargo, para cumplir con nuestra labor reclamamos seguridad a escala nacional”, señala la Corte Nacional mediante un comunicado público

El organismo reiteró su compromiso de continuar administrando justicia a fin de precautelar la seguridad jurídica, el respeto a las garantías del debido proceso y la independencia judicial. En el comunicado se exhortó a que se tomen las medidas y los correctivos del caso.

Horas después de conocido el asesinato del fiscal en Guayaquil, el presidente temporal del Consejo de la Judicatura (CJ), Fausto Murillo, en una rueda de prensa para anuncios dentro del concurso público para la selección y designación de jueces especializados en corrupción y crimen organizado, recordó que la Judicatura cuenta con un Instructivo de Seguridad Individual para servidores judiciales que están en riesgo.

Fuente El Universo

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba