CORPEI dio aportes al Código de Comercio sobre facturas y comprobantes de negocio

La Comisión de Régimen Económico recibió a Alfonso Roggiero y Marcelo Andrade, consultores externo y jurídico de la Corporación de Promoción de Exportaciones del Ecuador (CORPEI), respectivamente, quienes señalaron que como empresa buscan una ganancia sectorial y de país. Ellos hablaron sobre el factoring a nivel mundial, regional y en Ecuador; y, dieron aportes al Código de Comercio sobre el tema de facturas y comprobantes de negocios.

Así, Roggiero señaló que el factoring a nivel mundial alcanza volúmenes de transacciones al año superiores a 2.8 trillones de dólares, con un crecimiento en niveles del 8% anual, incluido el factoring doméstico y operaciones de comercio exterior. En nuestra región, tiene volúmenes transaccionales superiores a los 250 mil millones de dólares y una importante participación en el PIB (Canadá 37%, Argentina 32%, Panamá 24%, Chile 14%). En Ecuador, las empresas dedicadas al factoring aportan entre el 1% y 2% al PIB.

Dijo que a través de esta herramienta se alcanzan mayores niveles de profundización financiera, lo que trae liquidez a las micro, pequeñas y medianas empresas, mediante la venta de sus facturas. En el país moviliza entre 800 y 1.200 millones anuales de dólares, generado por compras de facturas, cuentas por cobrar, pagarés, entre otros; con montos desde 5 mil dólares, en adelante.

Resaltó que el factoring es una herramienta alternativa e inclusiva para la micro, pequeña y mediana empresa, al no requerir garantías reales y el manejo de procesos de una manera ágil y eficiente. La actividad favorece la creación de empleo y apoya al crecimiento de las empresas, especialmente de las Mipymes.

Marcelo Andrade, mencionó que el actual Código de Comercio distingue las facturas como: física, electrónica o desmaterializada; de la misma forma define que cada una de estas categorizaciones se dividirán en ordinaria y comercial negociable. Propuso cambiar el término de facturas negociables solo por facturas, tomando en cuenta que más del 90% de estos documentos de Mipymes, que acceden a los servicios de factoring, son ordinarias.

Indicó que grandes compradores no aceptan facturas que tengan la frase “comercial negociable” inscrita en la factura. Recordó que existen 93.000 Mipymes en el Ecuador, con un volumen de ventas que asciende a cerca de 208 millones de dólares y ocupan un promedio de 20 personas por institución, que podrían verse afectadas.

También habló sobre la negociabilidad de la factura electrónica y precisó que la forma cómo está el texto actualmente, no define como se transfieren. Considerando que en Ecuador una actividad cuyo futuro es, principalmente, la negociación de facturas electrónicas, cree prudente que sea la Junta de Regulación Monetaria y Financiera en su reglamento a la actividad, quien indique la forma para transferir esta importante forma de generación de liquidez.

Mencionó que aunque, tanto la cesión de derechos como el endoso, constituyen medios de transmisión legales, cada uno de ellos contiene diferencias específicas. En el texto actual se define cómo se transfieren las facturas negociables emitidas en físico, sin embargo, no indica cómo se transfieren las otras.

El Presidente de la Comisión de Régimen Económico, Virgilio Hernández, precisó que las propuestas serán analizadas cuando se trate este particular que consta en el Libro III, que habla sobre los instrumentos del comercio, títulos valores y títulos de crédito.

Luego de escuchar las propuestas de la Corporación de Promoción de Exportaciones del Ecuador, los comisionados iniciaron el análisis del Libro II sobre personas e instrumentos del Comercio. /Asamblea

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba