Coronavirus: ¿necesita Alemania restricciones mucho más severas?

Desconcierto, esperanza, desesperación, nerviosismo y hasta resignación: rara vez la situación de la gente en Alemania ha sido tan contradictoria, y en gran medida tan negativa, como en este momento de la pandemia. El próximo martes, la canciller, Angela Merkel, quiere reunirse de nuevo con los jefes de gobierno de los estados federados, responsables del control de contagios, para decidir sobre el endurecimiento de las restricciones para frenar al coronavirus. O incluso en contra de estas. Porque la noticia de que Merkel cree que serán necesarias normas más duras durante ocho o diez semanas ha provocado un debate muy controvertido.

Todavía no está claro si al cierre parcial de la vida pública o «lockdown” en noviembre, al cierre reforzado en diciembre, y a las restricciones ampliadas, en enero, le seguirá un confinamiento completo en febrero. El presidente del Instituto Robert Koch (RKI), Lothar Wieler, tiene una clara opinión al respecto: «Las medidas que estamos tomando ahora, para mí, no son un cierre completo. Todavía hay demasiadas excepciones y no se cumplen de manera estricta».

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba