Coronavirus: Eslovaquia se confina dos semanas por enorme presión hospitalaria

El gobierno de Eslovaquia anunció este miércoles (24.11.2021) que se impondrá a partir de esta misma medianoche un confinamiento general de dos semanas en todo el país y a toda la población, con el fin de frenar el exponencial crecimiento de los contagios por SARS-CoV-2, que tiene a los hospitales al borde del colapso. Las autoridades informaron que de todos los pacientes con COVID-19, el 83 por ciento no está vacunado y 557 se encuentran en estado grave.

La medida “se evaluará en diez días, y si la situación permite una apertura, serán los vacunados y los curados los que se beneficiarán de ello”, dijo en rueda de prensa el primer ministro eslovaco, el conservador Eduard Heger. “La defensa de la vida y de las personas es lo que ha determinado esta decisión”, añadió. Eslovaquia registró esta jornada 10.315 nuevos contagios y acumula desde el inicio de la pandemia un millón de casos, con casi 14.000 muertos.

Eslovaquia, con una tasa de vacunación del 43 por ciento entre sus 5,4 millones de habitantes, tiene la mayor incidencia de contagios de coronavirus en el mundo, con una tasa acumulada en siete días de 1.296 por 100.000 habitantes. Con 3.200 pacientes internados en hospitales, la capacidad sanitaria del país está en una situación crítica, dijo el ministro de Sanidad, Vladimir Lengvarsky.

Colegios no cierran

El confinamiento supone el cierre de bares, restaurantes y lugares de ocio, y solo se permitirá que abran sus puertas comercios y servicios de primera necesidad. Los colegios continuarán funcionando, aunque no se descarta un cierre en el caso de que se mantenga la tendencia de contagios, precisó el ministro de Economía, el liberal Richard Sulik. Además, a partir de las 20.00 habrá toque de queda en todo el país.

“Las escuelas serán las últimas en cerrar. Queremos que sigan abiertas. También estamos a favor de que los test en las escuelas sean obligatorios”, precisó Sulik.

Este cierre del país no será, pues, tan severo como lo aconsejaba un consejo de expertos que asesora al gobierno, y que proponía tres semanas de confinamiento, incluido el sector escolar, aunque no los jardines de infancia. En las empresas, todos aquellos no vacunados o curados tendrán desde el próximo lunes obligación de hacerse un test.

DZC (EFE, AFP)DW

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba