Consejo Electoral pedirá a Asamblea escuche sus preocupaciones sobre proyecto de Ley Humanitaria

Quito.- El Consejo Nacional Electoral (CNE) pide a la Asamblea Nacional y al Gobierno de Lenín Moreno ser convocados para exponer sus inquietudes respecto del debate del proyecto de Ley Humanitaria para combatir la pandemia del coronavirus COVID-19, además de los efectos que tendrá la situación sanitaria en la organización de los comicios presidenciales y legislativos del 2021.

En esta propuesta, el presidente Lenín Moreno incluyó una disposición transitoria en la que se elimina la publicidad electoral para los candidatos que participarán en las elecciones.

El presupuesto para la publicidad está normado en el Código de la Democracia, que establece un Fondo de Promoción Electoral cubierto por el Estado para que los candidatos a las diferentes dignidades se promocionen en los medios de comunicación, y es administrado exclusivamente por el CNE.

La propuesta preocupa a los consejeros por cómo se normará este artículo y los efectos que tendrá en la organización de las elecciones del 2021, ya que no fueron convocados por la Comisión de Desarrollo Económico del Legislativo para debatirlo.

A esto se suma las alertas de que el Gobierno no disponga o recorte el presupuesto para el proceso electoral.

Verdesoto dijo que es prioridad tener una perspectiva de cuál es la situación del país, por lo que se requiere de un intercambio con las autoridades de la Función Ejecutiva, y de las fuerzas políticas de la Asamblea Nacional y así tener “una lectura de la crisis de salud y económica para saber dónde nos ubicamos, porque nada de esto tendrá sentido que discutamos si se elimina el presupuesto electoral, o si es que se determina eliminar la campaña electoral”.

Atamaint reconoció que deben “tomar una posición institucional”, pero recordó: “Somos una entidad administrativa, no somos jueces, debemos tener un mínimo de blindaje jurídico para no actuar en contra de la Constitución y el Código de la Democracia. Alguien nos tiene que dar luces, porque si bien somos la autoridad electoral que oganiza el proceso, no podemos tomar decisiones arbitrarias que pongan en riesgo nuestra gestión”.

Pita opinó que si los legisladores se allanan al proyecto propuesto por el Ejecutivo “podrían tener conflictos en el futuro y debemos advertir o enterarnos a tiempo de cualquier decisión que se tome y pueda maltratarnos financieramente hablando”.

Acotó que el CNE debe intervenir en la Asamblea para plantear advertencias de “condiciones mínimas que se requieren para efectuar el proceso, porque puede ser que en un momento, durante el debate del proyecto nos vuelan la cabeza diciendo no hay recursos y vean cómo organizan el proceso”.

Insistió a Atamaint en que se pida al Legislativo se los escuche “para evitar que en un momento dado, la decisión de la Asamblea pueda alterar, perturbar o afectar la organización del proceso, pues la decisión que se tome requiere requisitos técnicos, económicos que deben sostenerse para organizar el proceso de manera eficiente”.

El consejero José Cabrera pidió también a Atamaint que se busque el diálogo, al recordar que si bien respeta la propuesta de Moreno, el Código establece que el Fondo es para la promoción electoral en medios de comunicación, y los cambios que se decidan deben complementarse con la ley que está vigente.

Verdesoto consultó a Atamaint si se han hecho las gestiones para comparecer ante la Comisión, y ella le respondió que no lo hizo porque esperaba una postura del pleno, a la vez que reconoció que ya se cerró la etapa de comparecencias.

Sin embargo, espera tener listo entre el lunes o martes un escrito con las propuestas de los cinco consejeros para remitir a los asambleístas.

Aprobadas sesiones virtuales

Este 24 de abril, los miembros del Consejo aprobaron el reglamento de sesiones virtuales que requerían para continuar con las actividades relacionadas con las elecciones nacionales.

El pleno sesionó la mañana y tarde de este 24 de abril de forma virtual, después de 42 días que empezó el confinamiento por el coronavirus y en el que se mantuvieron reuniones internas, pero no plenos públicos.

La norma se aprobó con cuatro votos de Diana Atamaint, José Cabrera, Enrique Pita y Luis Verdesoto.

La consejera Esthela Acero no asistió al pleno virtual. Extraoficialmente se conoció que no respaldaba este tipo de comunicación, porque el Código de la Democracia establece que la sede del CNE está en Quito.

Sin embargo, a las 09:28 (32 minutos antes de que se instale el pleno) remitió un oficio excusándose por temas de salud.

Esta fue la primera vez que los consejeros sesionan a través de herramientas tecnológicas, debido a la medida sanitaria de confinamiento que rige en el país.

Verdesoto fue quien planteó más observaciones al reglamento, que no logró aprobarse en un primer momento. Atamaint pospuso hasta las 14:00 la sesión y finalmente se aprobó con la incorporación de las observaciones.

Luego empezaron el debate del reglamento para elaborar el Registro Electoral Pasivo, en concordancia con las reformas al Código de la Democracia, pero no se aprobó.

Los consejeros Pita y Verdesoto no respaldaron este debate porque aún no se ha aprobado el reglamento para la realización de los consejos consultivos con las organizaciones políticas, quienes a su vez deben participar en la elaboración de los diferentes articulados que permitan la aplicación de las reformas al Código de la Democracia.

Pita mantuvo el argumento de que si se aprueban otras normas, sin que los partidos y movimientos políticos participen, en el futuro sus decisiones serán consideradas ilegales.

Atamaint ofreció retomar el debate de este nuevo reglamento la próxima semana.

 

Fuente: eluniverso.com

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba