Conoce los NFT, coleccionables virtuales que valen millones de dólares

Algo que caracteriza al ser humano es la capacidad de darle sentido a cosas tanto tangibles como intangibles. Incluso, es posible realizar intercambios simbólicos por económicos como las pinturas o música de un artista famoso. Sin embargo, la transición a un mundo digital ha llevado al desarrollo de tokens no fungibles (NFT, por sus siglas en inglés).

Al igual que un coleccionista de juguetes antiguos u objetos raros de la historia, las nuevas generaciones coleccionan elementos digitales que consideran de un valor simbólico único. Esto los orilla a pagar cantidades exorbitantes por una pieza que compran en internet.

¿Qué son los NFT?

Los tokens no fungibles o activos no fungibles son recursos a los cuales se les proporciona un valor económico y, con el paso del tiempo, así como la demanda, aumentan su valor. Lo que diferencia a estos activos es que no son físicos, sólo se encuentran en un entorno virtual.

Otra de las características de los NFT es que son únicos. Al igual que el arte, podrían ser copiados cientos o miles de veces, pero nunca serán idénticos a la obra. La misma lógica se aplica a los contenidos digitales.

Sumado a esto, los tokens no fungibles poseen certificados que los califican como piezas virtuales legítimas, mediante un código irrepetible pero fácil de identificar. Mientras que los objetos físicos, como papeles de compra de objetos, propiedades o automóviles, pueden ser falsificados y vendidos como originales, lo que generaría una pérdida al coleccionista, si este no es experto en el tema.

Comercialización de NFT

Los NFT, al estar inmersos en un entorno digital, es lógico que sean evaluados y adquiridos a través de monedas virtuales. En este caso, Ethereum es la unidad de valor que, por lo regular, se relaciona con este activo.

El ERC-721 y el ERC-1155, este último para tokens fungibles y no fungibles, son contratos inteligentes para emitir y producir NFT. Estos también incluyen información sobre la autenticidad de la pieza.

Existen diferentes tipos de tokens no fungibles, como  propiedades físicas, tarjetas coleccionables, pepes raros —sí, los memes de la rana—, cryptokitties, que son gatos virtuales, obras de arte, entre otros.

NFT más codiciados

El collage de fotografías, creado por el diseñador gráfico estadounidense con el pseudónimo Beeple, fue subastado por más de 630 millones de dólares. Esto lo convirtió en uno de los artistas con las obras NFT de mayor valor.

Por otra parte, la música canadiense, pareja de Elon Musk, Grimes, vendió su arte digital en casi seis millones de dólares, desde la plataforma Nifty Gateway. El NFT está inspirado en la vida y el espacio.

Fuente: Excélsior
ra

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba