Conjuntivitis: Centros de salud y hospitales de Guayaquil, saturados por la ‘patada china’

Marcelo Rivera y Daniel Andrade permanecían con malestar, ardor y secreción en los ojos, por ello se cubrían con gafas oscuras. Ambos por segundo día volvieron al hospital del Día Efrén Jurado López, en la av. Eloy Alfaro y Argentina, sur.

Un día antes ambos aguardaron en la fila sin poder ser atendidos por el oftalmólogo. Marcelo llegó ese día a las 09:00 y hasta las 20:00 apenas le pudieron tomar los signos vitales. En cambio, Daniel esperó hasta las 17:00 y optó por retirarse.

El miércoles pasado, ese hospital tuvo fila de espera con más de quinientas personas que buscaban atención al sentir síntomas de conjuntivitis, la llamada ‘patada china’. Ayer, a las 09:00 se observó una cola que tenía unos 200 pacientes.

En esa cola, ambos padres de familia madrugaron para tener su turno con el oftalmólogo.

Lea también: Conjuntivitis: ¿Cómo se contrae?, Síntomas y recomendaciones para evitar el contagio

Andrade, quien también tenía a sus cuatro hijos y esposa afectados, contó que la infección empezó tras usar una piscina el domingo de feriado.

El repunte de casos en sanatorios y centros de salud se refleja en esta semana. Entre el 10 y 14 de febrero, en los hospitales del IESS de Ceibos y Durán se atendieron 1.241 casos.

En el hospital del Día, ayer los cuadros eran distintos en la fila de espera. Algunos se cubrían con gafas, cabizbajos, otros con una toalla fría se refrescaban. A Luis Valenzuela le surgieron lagañas. “Ayer me apareció, nadie en mi familia tiene, vine para no contagiarles”, dijo el vecino de Sauces.

Juanita Chiriboga, vecina del suburbio, sintió dolor, ardor e hinchazón en la empacadora donde trabaja. Allí, quince empleados aparecieron con los ojos irritados. Su esposo, Mario Cordero, se revisó el día anterior tras aguardar en fila desde las 07:00. Su hija de 9 años también tiene la infección.

En el hospital Teodoro Maldonado del IESS, en el sur, ayer más de treinta pacientes aguardaban la toma de signos vitales y atención de un especialista, siendo las 11:00 de la mañana.

Sebastián Gómez y Antonio Naula, de una empresa portuaria, salieron con su receta de loratadina y gotas peon luego de dos horas de entrar al hospital. Les dieron permiso laboral por uno y tres días.

Pacientes de las calles Domingo Savio y la 17, en cambio, optaron por recetas caseras, poniéndose rodajas de tomate en los ojos para el ardor.

Jorge Rodríguez, oftalmólogo del hospital Luis Vernaza, explicó que la infección se asocia al término “patada china” por las heridas similares a las que se veían en películas de Bruce Lee. Para Amapola Ortiz, directora asistencial del hospital De Icaza Bustamante, lo relaciona ya que al inflarmarse los párpados se achica el campo visual y el lagrimeo adhiere las pestañas, dando esa sensación de un ojo de origen asiático.

La inflamación se genera por contacto de los ojos con sustancias irritantes o con virus y bacterias. Factores ambientales, como las lluvias, pueden propagar bacterias, dijo. (I)

fuente:https://www.eluniverso.com/guayaquil/2018/02/16/nota/6625009/centros-salud-hospitales-saturados-patada-china

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba