Política

Conjuez declara la validez de lo actuado en caso por peculado contra Pablo Romero

Quito –

El conjuez Richard Villagómez, de la Corte Nacional de Justicia (CNJ), declaró ayer la validez de todo lo actuado hasta en el proceso por el delito de peculado contra Pablo Romero, quien fue director de la desaparecida Secretaría Nacional de Inteligencia (Senain), y otras cuatro personas más, y dio inicio a la etapa preparatoria de juicio.

El pronunciamiento oral del conjuez llegó luego de que por dos días escuchó las alegaciones de los procesados en relación a cuestiones de competencia, prejudicialidad, procedibilidad y vicios de procedimiento. La diligencia se suspendió la tarde de ayer y se ordenó su reinstalación este miércoles a las 10:00 en el octavo piso de la CNJ.

En esta parte del proceso se escuchará el dictamen fiscal de la Fiscalía, además de que las partes deberán anunciar sus medios probatorios (documentos, testigos y peritos), así como se harán públicas las solicitudes sobre exclusión de prueba y acuerdos probatorios.

La Fiscalía en esta causa sostiene que existieron irregularidades en la Senain, las cuales fueron evidenciadas en un examen especial realizado por la Contraloría al uso de fondos públicos permanentes de gastos especiales de la Senain, entre el 1 de junio al 31 de agosto de 2013. 

El informe del 16 de septiembre de 2014 de la Contraloría habría establecido indicios de responsabilidad penal. Según la Fiscalía, Romero no presentó, ni justificó información requerida por ley para el pago de $100.000 a un informante conocido como «El Ruso», dentro de la operación denominada Caminito. 

Junto a Romero también son procesados los exfuncionarios de la Senain Cecilia Santillán, coordinador General de Contrainteligencia (s) en 2013; Walter Olalla, agente operativo en la operación de contrainteligencia Caminito; y Jorge Garzón, coordinador General de Contrainteligencia.

El último en ser vinculado al caso fue el también exmiembro de la Senain, Juan de Dios Lozano. Fiscalía acusa a Romero de autor y a los cuatro restantes de coautores.

La investigación de Fiscalía habla de la existencia de información falsa en la identidad de «El Ruso», informante de nacionalidad española llamado Edward Soler.

La teoría del caso de la Fiscalía refiere que Romero justificó la operación «Caminito», en la cual se habrían gastado más de $3.3 millones, en que hackers conocidos como los centauros capturaron claves de varios sistemas del Estado ecuatoriano, entre ellos, el de comunicaciones, cuentas de correos públicos y privados, claves del presidente, vicepresidente de la República y su entorno familiar, Fuerzas Armadas, Corte Nacional de Justicia y varios miembros del Gabinete. (I)

Fuente: El Universo
Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar