Condenados a pagar 2.700 euros por cinco muertos por legionela

Los dos acusados por el brote de legionela registrado en el hotel Macarena de Sevilla en 2009 y que se saldó con cinco fallecidos han aceptado como condena el pago de una multa de 2.700 euros, según fuentes judiciales. El acuerdo alcanzado por las partes al inicio del juicio incluye que la compañía aseguradora indemnice por daños y perjuicios con 149.000 euros a las familias de cada uno de las víctimas. Asimismo, para otros 14 afectados por el brote, se establece una compensación que alcanza en algunos casos los 40.000 euros. Los condenados son A.V.M, el responsable de mantenimiento de la cadena Sol Meliá en la zona suroccidental, y M.E.T.B, la directora gerente de la empresa especializada en legionela Sick Building Syndrome Lab que fue contratada por el hotel.

Los dos acusados se sentaban este lunes en el banquillo ante la petición de la fiscalía de cuatro años de cárcel por los presuntos delitos de homicidio por imprudencia grave y lesiones también por imprudencia grave. Finalmente, el juicio no se ha celebrado tras el acuerdo de conformidad alcanzado entre el ministerio público, los abogados de las víctimas y las defensas. El abogado de los dos hijos de uno de los fallecidos —que murió durante la instrucción del procedimiento—, Francisco Tejado, ha señalado que la reforma del Código Penal de 2015 ha “dulcificado” el delito imprudente. “Es lo que hay, no se puede hacer otra cosa, nos teníamos que acoger a esta condena”, ha asegurado a Europa Press el letrado antes de añadir que se arriesgaban, incluso, a una absolución, tal y como ha ocurrido con el director del hotel. P. M. fue absuelto después de que la Sección Séptima de la Audiencia Provincial de Sevilla estimara su recurso y ordenara archivar su causa

MÁS INFORMACIÓN

  • Condenados a pagar 2.700 euros por cinco muertos por legionela

    Dos muertos por un brote de legionela en Sevilla

  • El brote de legionela de Sevilla surgió en un hotel

En su escrito de acusación, el ministerio público considera probado que el 15 de septiembre de 2009, el servicio de Medicina Preventiva del Hospital Virgen Macarena alertó a la delegación provincial de Salud de varios casos de legionela. Un grupo de expertos pudo concretar que el origen de la infección estaba en las torres de refrigeración del hotel, por lo que Salud abrió un expediente sancionador.

En este expediente “se comprobaron graves irregularidades que ponen de manifiesto una falta absoluta de cuidado y de mantenimiento en las torres de refrigeración del hotel y que dieron lugar al fatal desenlace de varios fallecidos y personas lesionadas por la legionela”, defendía el fiscal, quien indica que el personal de mantenimiento del establecimiento “no tenía formación alguna en la materia”. “Carecía de los más elementales conocimientos para el adecuado mantenimiento de las torres y era incapaz de interpretar una posible alerta o advertencia de legionela, por falta de conocimientos”, señala.

fuente.http://ccaa.elpais.com/ccaa/2017/01/16/andalucia/1484582466_292598.html

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba