Concejales del PSC apoyan a la alcaldesa Cynthia Viteri luego de señalamientos a su gestión

Intervenir con voz y voto en las sesiones del Concejo municipal, presentar proyectos de ordenanzas cantonales, fiscalizar las acciones del ejecutivo cantonal según el Código Orgánico de Organización Territorial, Autonomía y Descentralización (Cootad) son algunas de las funciones que tienen los concejales en Guayaquil.

En la urbe porteña fueron elegidos quince ediles en el 2019. Doce de ellos pertenecen al Partido Social Cristiano: Mayra Montaño, Laura Arteaga, Josué Sánchez (quien fue elegido vicealcalde de la ciudad), Luzmila Nicolalde, Egis Caicedo, Consuelo Flores, Jorge Rodríguez, Úrsula Strenge, Andrés Guschmer, Luis Murillo, Nelly Pullas y Luis Almeida, quien fue remplazado por Alfredo Montoya al haber sido electo asambleísta hace pocas semanas.

Apenas tres concejales no se alinean al partido de la alcaldesa Cynthia Viteri: Terry Álvarez y Lídice Aldás, del movimiento Fuerza Compromiso Social, y Héctor Vanegas, quien es independiente.

Los cuestionamientos a la gestión de Viteri han alcanzado también a los ediles, sobre todo de la bancada socialcristiana, por el apoyo que le brindan a la alcaldesa ante los señalamientos.

Hace pocos días, la Fiscalía abrió un proceso de investigación a varios procesos de contratos del Municipio de Guayaquil, por el presunto delito de peculado.

Uno es el proyecto Letras Vivas, que consistía en el pintado de 50 paredes de la ciudad con frases de la literatura guayaquileña, y que recibió críticas por su alto costo en época de pandemia. El valor que se adjudicó para esta obra asciende a 389.350 dólares más el IVA. No obstante, ningún porcentaje de este rubro iba a ser destinado para el pago de los artistas por concepto de propiedad intelectual.

Una de las reacciones de la alcaldesa Viteri, ante las críticas por este contrato, fue la remoción de la entonces directora municipal de Cultura, María José Félix.

Otro de los contratos investigados por Fiscalía es Óleos del Bicentenario. Por un costo de 445.000 dólares, se elaborarían seis cuadros de arte.

También se indagan contratos de servicio de limpieza y trapeado en áreas regeneradas de Guayaquil, para lo cual la Fundación Siglo XXI ha destinado 22 millones de dólares, cuando en otras administraciones el monto era inferior.

Ante los últimos señalamientos a la administración de Viteri, varios concejales socialcristianos manifestaron que mantienen su apoyo irrestricto a la alcaldesa.

La edil Luzmila Nicolalde expresó a este Diario que la bancada del Partido Social Cristiano “está más unida que nunca”. Y defendió la gestión de Viteri, justificando obras en zonas rurales de Guayaquil y la redistribución del presupuesto municipal para la atención de la pandemia de COVID-19.

 

“Ella ha seguido con obras, y se ha volcado a atender las zonas rurales, en Puná ya hay una planta de agua potable, en Posorja pronto vamos a inaugurar el mercado de mariscos, en El Morro hay nuevas calles; nosotros estamos apoyando y estamos con más fuerza que nunca en el trabajo de ella”, dijo.

Úrsula Strenge también se sumó a Nicolalde con respecto al apoyo a Viteri. “Siempre hemos sido un equipo de trabajo cercano, unido, y hemos estado en este tiempo atentos a los requerimientos de los ciudadanos, pero también respaldando sobre todo los ataques como mujer y como madre que ha recibido la alcaldesa de la ciudad”.

Lídice Aldás es, dentro del Concejo, una de las figuras que no son aliadas de los socialcristianos. También es una de las voces más críticas a varios procesos de la administración. Explicó que su trabajo es de legislar y fiscalizar, partiendo de la voluntad de la ciudadanía.

“Cuando salen temas en la misma sesión de Concejo se fiscaliza, porque uno está viendo lo que se va a definir, de pronto como presupuesto para A o B situación. Pero no pasan siempre por el Concejo rubros pequeños como lo que pasó con Letras Vivas. Entonces cuando salen dudas de la ciudadanía, yo pido información. No siempre me la dan, y esa es otra de las situaciones que yo estoy tratando de que se cambie, nosotros somos los fiscalizadores en administración”, explicó Aldás.

Lamentó que, siendo concejala, le nieguen o se tarden en entregarle información de varios proyectos y contratos del Municipio de Guayaquil. 

 

Fuente: eluniverso.com

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba