Comunicado

El Consejo de Presidencia de la Conferencia Episcopal Ecuatoriana
preocupado y consternado ante la dolorosa y crítica situación en la que
viven las personas privadas de libertad en los diversos Centros de
Rehabilitación social y frente a los hechos crueles ocurridos el martes 23
de febrero que no son más que el reflejo de la crisis penitenciaria, de la
descomposición social y de la indiferencia colectiva ante esta dura
realidad, asumimos como nuestras las palabras del santo Padre el Papa
Francisco: “Las cárceles necesitan humanizarse cada vez más y es
doloroso escuchar, en cambio, que muchas veces se las considera lugares
de violencia e ilegalidad, donde abundan las maldades humanas”. (Cf.
Discurso del Papa Francisco al personal de la cárcel “Regina Coeli”
, Roma,
7 de febrero de 2019)
Pedimos a quienes tienen a su cargo la responsabilidad del “Sistema de
rehabilitación social” en Ecuador realicen una verdadera evaluación sobre
el sistema penitenciario y desarrollen programas plenamente humanos que
permitan el cumplimiento de la finalidad que determina nuestra
Constitución: “El sistema de rehabilitación social tendrá como finalidad la
rehabilitación integral de las personas sentenciadas penalmente para
reinsertarlas en la sociedad, así como la protección de las personas
privadas de libertad y la garantía de sus derechos.” (Cf. Constitución de la
República del Ecuador. Art. 201).
Hacemos extensiva nuestra solidaridad cristiana a las familias de nuestros
hermanos privados de libertad que han fallecido, y les aseguramos nuestra
oración por su eterno descanso invocando sobre ellos la misericordia
divina, al igual que pedimos a Dios la fortaleza y la paz que solo Él nos
puede otorgar.
La Conferencia Episcopal Ecuatoriana manifiesta su disposición de ayudar
a las autoridades y sostener a quiénes hoy sufren la pérdida de sus seres
queridos en medida de su misión pastoral al servicio de la sociedad
ecuatoriana

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba