Cómo proteger tu cuenta bancaria ante posibles hackeos

Cada vez más los usuarios se trasladan al mercado en línea, este implica el uso de otros métodos de pago como son las tarjetas de crédito o débito. Lo que puede convertirse en un riesgo al ser posibles víctimas de una ciberestafa si no se toman las medidas de seguridad adecuadas.

Una de las técnicas de fraude más usadas es la del phishing, es decir, mensajes por medio de correo electrónico, SMS o llamadas haciéndose pasar por una entidad bancaria. Esto con el objetivo de obtener datos de una cuenta bancaria o tarjeta de crédito.

Una opción de hackeo es utilizar ataques man-in-the-browser, que están preparados para descargar en el dispositivo de destino un código capaz de entrometerse en las transacciones monetarias.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba