Cómo la minería china domina el mercado de las materias primas críticas

Las materias primas críticas, como el cobalto o el germanio, tienen dos cosas en común: todas son raras, pero también vitales para la producción de artículos de uso cotidiano, como los teléfonos inteligentes o los paneles solares.

La Unión Europea ha identificado 30 de estos recursos -de los que actualmente no hay sustituto- como cruciales para los sectores de defensa y energías renovables, así como en la fabricación de robótica, drones y baterías. La producción mundial de estas materias primas críticas apenas alcanza unos pocos miles de toneladas al año. Y está controlada por un puñado de países.

¿De dónde proceden todos estos minerales?

Por ejemplo, Sudáfrica tiene reservas de platino y vanadio, la República Democrática del Congo alberga depósitos de cobalto y Estados Unidos extrae berilio. China, por su parte, tiene acceso minero a dos tercios de las diferentes 30 materias primas críticas, entre ellas el antimonio, la barita y los elementos conocidos como tierras raras.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba